La Biblioteca de Peñaranda completa sus actividades veraniegas con ‘Verano azul, como el mar azul’

La Biblioteca de Peñaranda completa sus actividades veraniegas con ‘Verano azul, como el mar azul’

Complementando la animación estival de la sala infantil, ‘Un mar de libros’, desde la sala de adultos de la biblioteca municipal de Peñaranda se ha montado un centro de interés con diferentes lecturas e informaciones que tengan como protagonista al mar. Novelas, documentales, música, cómics, imágenes, libros de viajes, películas y libros informativos, componen ‘el fondo’, de este mar de libros.

Además, jugando con el color azul del mar, también presente en el imaginario colectivo gracias a aquella serie de Antonio Mercero, ‘Verano Azul’, los bibliotecarios José Luis Sánchez Rodríguez y Andrés Santos Barba han preparado también otro ‘fondo marino’ compuesto exclusivamente de libros que tienen la portada de ese color. No hay otro criterio. Según sus propias palabras: “Lo que podemos asegurar es que el color azul contiene muchas y muy agradables sorpresas literarias”. Invitan a comprobarlo yendo a la biblioteca.

‘Verano azul, como el mar azul’ es un proyecto coordinado desde la Biblioteca y organizado por el Ayuntamiento de Peñaranda de Bracamonte y la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en colaboración con Mares Virtuales.

Reciben un teatro Kamishibai donado por la editorial SieteLeguas

La biblioteca de Peñaranda de Bracamonte ha recibido un donativo muy especial de la editorial SieteLeguas, un teatro Kamishibai. Esta maravillosa sorpresa se ha dado gracias a la generosidad de su director, Pedro Rubio, quien en una visita a nuestra localidad quedó prendado de nuestra biblioteca hasta el punto de decidir regalarnos un teatro Kamishibai.


El teatro Kamishibai es una forma de contar cuentos muy popular en Japón. Suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. Como el texto está en la parte posterior de las láminas, el Kamishibai siempre necesita un presentador o intérprete que lea el texto mientras los espectadores contemplan los dibujos. La lectura del Kamishibai se realiza colocando las láminas en orden sobre un soporte, teatrillo de tres puertas que se llama “butai”, de cara al auditorio, y deslizando las láminas una tras otra mientras se lee el texto.

Comentarios