CSIF amenaza con "un final de legislatura difícil” si la Junta “no negocia las 35 horas y otras mejoras comprometidas”

Concentración en Valladolid
CSIF amenaza con "un final de legislatura difícil” si la Junta “no negocia las 35 horas y otras mejoras comprometidas”

Medio millar de delegados del sindicato independiente de la Comunidad se han vuelto a concentrar hoy en Valladolid, y CSIF advierte que continuarán las movilizaciones

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León ha vuelto a concentrarse este viernes -por segunda vez y esta vez ante la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid- para exigir a la Consejería de Presidencia y de Función Pública que “se siente a negociar la recuperación de las 35 horas y otras mejoras, compromisos de la Junta que están incluidos en el Acuerdo Marco firmado en octubre de 2015, para recuperar derechos de los empleados públicos y fijar las prioridades de la Función Pública en la legislatura 2015-2019”.

“Nosotros creímos y confiamos en los responsables del Gobierno regional que firmaron ese Acuerdo Marco”, asegura el presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando, “pero ahora sus engaños, sus falsedades, y su incomprensible deslealtad y falta de respeto hacia nuestra organización sindical y, por tanto, a los trabajadores de la Junta, nos obligará a mantener las movilizaciones”.

“Es muy grave lo que ha hecho la Consejería de Presidencia y de Función Pública, intentando desprestigiar y desacreditar a este sindicato (el primero en la Mesa General de Negociación de la Junta), a base de excusas, justificaciones torticeras y postureo falso”, asegura CSIF, “por no firmar una propuesta de horario de verano de la Junta que es una trampa y una tomadura de pelo para los empleados públicos, y que los dos sindicatos que la han apoyado sabrán por qué han firmado”.

Y una demostración de que “CSIF tiene razón al no firmar, es que los dos sindicatos firmantes del acuerdo de horario estival ya han tenido que salir a dar explicaciones ante los trabajadores, y denunciar la actitud de la Junta, por no respetar la flexibilidad de horarios de apertura de los centros de trabajo que había hasta ahora, y que en la práctica supone una traba a la conciliación laboral y familiar, que supuestamente se mejoraba con el acuerdo de nuevo horario de verano propuesto por la Junta”.

“Ya habíamos advertido que se perdía flexibilización de la apertura de los centros de trabajo”, remarca Carlos Hernando, convencido de que esta “es la primera consecuencia de un acuerdo chapucero, precipitado, confuso e interesado, como venimos reiterando una y otra vez. La Consejería de Presidencia ya se ha encargado de tratar de desacreditar y afear la posición de CSIF, pero esa actitud no cambia la realidad de un acuerdo que no es bueno para los trabajadores públicos”.

Aunque se ha perdido “una oportunidad para trabajar por la mejora de los servicios públicos de Castilla y León, y de conseguir mejorar las condiciones laborales de los empleados de la Junta, todavía queda tiempo para negociar y reconducir la situación”, asegura Carlos Hernando.

“De lo contrario, nos espera un final de legislatura difícil. Sería bueno que la Junta de Castilla y León se fijara en los acuerdos con otras comunidades, como el alcanzado el 20 de junio con la Junta de Extremadura, para hacerse una idea de cuál es el camino a seguir para conseguir el apoyo de CSIF a sus propuestas”, concluye Hernando. 

Los responsables de CSIF Castilla y León solicitarán reuniones con los grupos políticos de las Cortes para valorar la situación de las negociaciones de las mejoras de los empleados públicos de la Comunidad, que está retrasando el Gobierno regional.


Comentarios
Lo más