Juanca Romero Hasmen/CRÓNICAS ATLANTES

Violet Jessop, ¿gafe o milagro?

Violet Jessop, ¿gafe o milagro?

Nueva entrega de la serie de Crónicas Atlantes

En esta serie dominical estamos acostumbrados a escribir sobre misterios y enigmas, muchas veces poco palpables o demostrables, al menos desde un método científico. Pero el misterio tiene miles de caras para mostrar, y una de ellas es la que se muestra palpable, con datos irrefutables y que enlazan directamente con el ser humano. En esta ocasión conocemos la increíble historia de Violet Jessop, una mujer valiente, una superviviente. Para ello, rescato de mi particular fonoteca radiofónica, la charla mantenida con mi buen amigo y excelente investigador, Daniel Revueltas.

Una historia increíble la que protagonizó esta mujer, Violet Jessop.

- Su nombre real era Violeta Constanza Jessop, y pasó a la historia como Violet Jessop. Su historia es realmente impresionante, de esas que a uno le hacen pensar en que las casualidades no existen.

Uno puede ser testigo o incluso protagonista de una historia que podemos catalogar como insólita, misteriosa, o incluso desagradable. Pero es que en el caso de Violet, se acumulan este tipo de historias... ¿hasta cuántas podemos contabilizar?

- ¡Desde luego! Toda su vida se sale de todo lo corriente, pero en concreto muy destacables tres acontecimientos en su historia, que marcarían algo fuera de lo normal.

… Sobrevivió a tres de los mayores naufragios de la Historia.

- Correcto. De hecho yo creo que es la única persona que se ha encontrado en esa tesitura. Nació allá por el 1887, en Buenos Aires, hija de inmigrantes irlandeses y desde muy pequeña tuvo una vida marcada por la tragedia. Siendo muy niña contrajo una tuberculosis, y los médicos le predijeron que viviría poco tiempo. Pero esta luchadora sobrevivió a la enfermedad, y cuando tenía apenas 20 años, terminó por hacerse cargo de toda su familia. Su padre murió siendo ella muy joven y su madre enfermó también, y con apenas 20 años ella se hizo cargo de la economía familiar. De modo que empezó a trabajar de camarera en una pequeña línea naviera, llamada la Royal Mail, y de ahí surge todo lo siguiente que contaremos.

Vamos entonces a subirla en un barco, y a situarla en el primero de los escenarios.

- La historia de esta mujer comienza con el famoso Olympic, que era el mayor trasatlántico que se construyó en 1911. Ahí es donde Violet es contratada para trabajar como camarera por una archiconocida naviera, la White Star Line. Este mega-trasatlántico llamado Olympic, al poco tiempo de ser estrenado, colisionó contra otro crucero llamado Hawke, el 20 de septiembre de 1911, y nuestra amiga Jessop, ya iba en aquel barco… ¡sobrevivió! Fue el prólogo de todo lo que después le acontecería, porque dentro de los tres accidentes, éste fue el menos grave, porque no hubo muertos. Los dos barcos regresaron enteros a puerto.

Curioso que en la inmensidad del océano, dos barcos colisionen, ¿verdad?

- Puede ser un dato que no mucha gente conozca, pero el capitán del Olympic, es otro no menos conocido personaje, pues es el famoso capitán E.J. Smith, que como sabréis fue el famoso capitán del tristemente desaparecido Titanic.

Sale viva de esa colisión pero poco tiempo después, en un año, ¿se sube en qué otro barco?

- El 10 de abril de 1912, es contratada para trabajar como camarera del Titanic. Está todo documentado. Parece una broma macabra del destino. Además fíjate que es curioso, porque Violet después del primer accidente, tenía pocas ganas de seguir navegando, pero fueron sus propios familiares los que la animaron a embarcar en el Titanic. Otro dato también poco conocido, es que el Titanic estuvo a punto de repetir la misma colisión del Olympic, nada más salir del puerto, justo al salir a mar abierto, a poco metros de impactar con un barco de vapor. Finalmente el Titanic logró esquivar a ese pequeño barco, pero… ¿qué hubiera pasado si hubiera chocado?

Estamos hablando de 1523 personas las que mueren en ese accidente, sobreviven unas 700 personas, entre ellas Violet. ¡Vamos que tuvo que haber pasado muy malos momentos en esas aguas oscuras!

-Como todos sabemos, el accidente del Titanic ocurrió de madrugada, concretamente la del 14 al 15 de abril de 1912, y efectivamente, fue una de las tragedias más grandes que se recuerdan a nivel marítimo. Violet superó aquel trance, y todavía le quedarían ganas de embarcar en otro gigantesco crucero…

Vamos a esa tercera catástrofe. El 21 de noviembre de 1916, esta mujer ya subida en otro barco, se enfrenta de nuevo al funesto destino.

- Concretamente en el tercer gran gigante marítimo que fabricó esta naviera, la White Star, que era realmente un crucero creado para sustituir al Titanic apenas dos años después, en febrero de 1914. Estrenaron el Britannic, lo que ocurre es que al coincidir con el inicio de la Primera Guerra Mundial, nunca llegó a estrenarse como crucero de lujo, y tuvo una labor a nivel de hospital del mar para atender a todos los heridos que se dieron en este conflicto. En esta ocasión, Violeta, en lugar de ser camarera, fue contratada como enfermera. El 21 de noviembre de 1916, mientras este grandísimo barco atraviesa el Canal de Kea en el Mar Egeo, sufre una tremenda explosión que la mayoría de las teorías apuntaban a que se había tratado de una mina o un torpedo, que impactó contra uno de los laterales del barco… como no podía ser de otra forma, Violet también sobrevivió a esta tragedia. La misma Violet relataba a su familia y más allegados, que fue la única ocasión en la que tuvo realmente miedo y la sensación de que podía llegar a fallecer. Fue rescatada gracias a la enorme mata de pelo rojizo que tenía, pues por ella la vieron.

Es escalofriante la vida de esta mujer. ¿Cómo murió?

- Murió el 5 de mayo de 1971. Falleció mayor, en una pequeña villa de tipo inglés que se construyó, Great Anfield en Suffolk. Allí cuidaba de sus animales, y murió ya por la edad, culpa de una insuficiencia cardiaca. Desde luego es un caso sorprendente.

Comentarios
Lo más