SALMANTINOS POR EL MUNDO

Arlén Pereira, una salmantina que trabaja para garantizar la seguridad en Twitter desde Dublín

Arlén Pereira, una salmantina que trabaja para garantizar la seguridad en Twitter desde Dublín

Esta joven reside en Irlanda desde hace dos años y trabaja en el departamento de confianza y seguridad (Trust&Safety) de la red social, que se encarga de garantizar la seguridad en la plataforma y la promoción de la libertad de expresión para los usuarios de Europa, Oriente Medio y África

Arlén Pereira tiene 28 años y es salmantina. Tras estudiar la licenciatura de Derecho en la USAL e irse de Erasmus en el penúltimo curso de la carrera, decidió que sería muy enriquecedor para su formación continuar aprendiendo diferentes idiomas y disfrutando de conocer otras culturas. "Siempre me he interesado especialmente por el Derecho Internacional, así que cuando acabé la carrera conseguí unas prácticas en el Consulado de España en Sao Paulo. Durante mi etapa universitaria había colaborado con diversas ONGs y mi experiencia en Brasil me ayudó a decidirme por enfocar mi carrera en los Derechos Humanos. Me mudé entonces a Ginebra, donde trabajé durante casi dos años en organizaciones por la defensa de los Derechos Humanos en el seno de las Naciones Unidas. Aunque fue una etapa indiscutiblemente enriquecedora, supe de una oportunidad interesante en Irlanda, país donde siempre había deseado establecerse de manera permanente, y decidí arriesgarme", cuenta la joven.

Arlén vive en Dublín, capital en la que lleva residiendo dos años, y trabaja en Twitter, en el departamento de confianza y seguridad (Trust&Safety). "Mi equipo se encarga de garantizar la seguridad en la plataforma y la promoción de la libertad de expresión para los usuarios de Europa, Oriente Medio y África", explica la salmantina. "Trabajar en Twitter es sin duda la aventura que estaba buscando. Me ha sorprendido gratamente ver como las tecnologías pueden tener un impacto directo en la sociedad, algunos de los movimientos iniciados a traves de esta red social han cambiado notablemente la realidad socio-spolitica actual y es realmente gratificante saber que mi trabajo contribuye a asegurar que eso sea posible", afirma.

La joven habla maravillas de la ciudad en la que vive. "Ya conocía Dublín, había pasado algunos veranos aprendiendo inglés, y desde la primera vez que vine supe que algun día querría pasar una temporada aquí. Aún así, lo más duro al principio fue conocer a gente nueva y adaptarme a la forma de vida, especialmente a los horarios. Pese a esto, de todos los sitios en los que he vivido, Dublín ha sido el lugar al que me he adaptado con mayor facilidad". 

Eso sí, Arlén cuenta que la ciudad guarda cierto parecido con Salamanca. "Lo que más me gusta de Irlanda es su gente y el ambiente jovial. Dublín es bastante similar a Salamanca en cuanto a la forma de vida. Los horarios son muy distintos, se come alrededor de la una y se cena sobre las ocho, pero hay una gran cultura del entretenimiento, sobre todo en torno a salir de pintas y a la cultura musical. La gente suele quedar después del trabajo para tomar algo en los famosos pubs, ir de cena o para asistir a alguno de los multiples conciertos o eventos que hay a diario. Aquí se disfruta al máximo de la vida social", explica a SALAMANCA24HORAS. Aunque hay otras cosas en las que Dublín no se parece tanto a Salamanca. "En cuanto al ambito profesional, Irlanda es un pais lleno de oportunidades. Se ha convertido en la sede europea de las empresas de tecnología y tengo la suerte de poder trabajar con gente muy interesante llegada de todas las partes del mundo".

Aunque la salmantina echa de menos muchas cosas de su casa, entre otras, "a mi familia y a mis amigos, bueno, y nuestra maravillosa gastronomía"; se encuentra muy feliz de vivir en Irlanda. "Los irlandeses tienen un contagioso positivismo ante todo en la vida, son muy acogedores y les encanta celebrar las pequeñas cosas. A menudo la gente me pregunta si no echo de menos el buen tiempo de España, pero no sé si es que me he habituado al clima, a los días nublados, o me han enseñado a aceptarlo a su manera, haciendo bromas constantemente", afirma. Lo que tiene muy claro es que por el momento, no tiene pensado volver a España a vivir. "Estoy muy feliz con mi vida en Dublín y, aunque nunca se sabe qué pasará en el futuro, no tengo planes de regresar próximamente", finaliza.

Arlén2


Comentarios