Seiscientos salmantinos están atrapados en el mayor escándalo sanitario de la historia de España

Seiscientos salmantinos están atrapados en el mayor escándalo sanitario de la historia de España

"El colectivo de afectados del Caso iDental es muy vulnerable", afirma a SALAMANCA24HORAS la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez. "Es indignante lo que ha ocurrido porque se trata de personas que no tienen muchos recursos, y que han acudido a este tipo de clínicas precisamente para resolver sus problemas de salud"

"Dentistas con corazón". Ese era el eslogan de iDental, la franquicia española que, en los últimos años, más pacientes ha atendido en España. Tan atractiva era la publicidad que consiguió lo que estaba buscando: Llegar a personas con pocos recursos que querían lucir una buena sonrisa a un precio low cost. Luego le sacaron partido a otros lemas, como el de "Asistencia dental social", o el de "implantes a 12,95€/mes". En 2017 la empresa ya se jactaba de llevar atendidos en dos años a 250.000 pacientes, así que, tras el cierre de sus 25 clínicas sin previo aviso, la estafa ha alcanzado proporciones bíblicas. De hecho, el Consejo General de Dentistas de España afirma que se trata del "mayor escándalo sanitario dental del mundo".

Más de 350.000 personas, según las últimas estimaciones, han sido abandonadas por la empresa y presuntamente estafadas. Miles de euros que han sido pagados a tocateja o financiados están en el aire, y lo que es aún peor, importantes problemas de salud bucodentales por las incontables negligencias que están saliendo a la luz. Según ASUFIN, la asociación nacional de usuarios financieros, en Salamanca la cifra de afectados llega a los 600, aunque podría haber más porque el goteo de denuncias es constante. De hecho, Facua sostiene que sólo en Valladolid hay 12.000 historias clínicas en poder de iDental. 

Las diligencias se han abierto por la vía penal, lo que denota que el caso es gravísimo. "Hay indicios de que en iDental extraían dientes sanos para poner implantes", ha afirmado recientemente el presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas, Óscar Castro, y la traca final, después de todo lo que están pasando los afectados a los que se les ha estafado, es aún peor. El Defensor del Paciente les aconsejó hace unos días que se realicen las pruebas de VIH y Hepatitis C, después de detectar fallos en la esterilización del instrumental y encontrar material caducado en los registros que se han llevado a cabo en las clínicas.

"El colectivo de afectados del Caso iDental es muy vulnerable", afirma a SALAMANCA24HORAS la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez. "Es indignante lo que ha ocurrido porque se trata de personas que no tienen muchos recursos, y que han acudido a este tipo de clínicas precisamente para resolver sus problemas de salud", continúa Suárez. "Ha habido miles de negligencias, porque se han retirado piezas que no hacía falta extraer, se han prescrito tratamientos que no hacían falta… ha sido realmente un desastre, y lo peor de todo es que este tipo de franquicias dentales, que siguen existiendo, tienen unos objetivos de negocio sin tomar en consideración que sus clientes acuden a ellos porque tienen un problema de salud", cuenta.

Por suerte, en Castilla y León la Fiscalía ha actuado con rapidez, y se han recuperado los expedientes médicos de los pacientes de iDental, que están custodiados por Sanidad. "Lo que pasa es que hay afectados que ya está visitando a otros dentistas, y es necesario advertirles que no deben dejar que nadie les toque la boca si no tienen un informe médico a modo de peritaje realizado por otro dentista en el momento en el que se les ha interrumpido el tratamiento, porque a la hora de pedir responsabilidades será muy complicado saber qué les hicieron en iDental y qué en el nuevo dentista", indica Patricia Suárez.

Desde ASUFIN afirman que están reclamando los derechos de los afectados de iDental por tres vías distintas. "Por un lado, a través de la vía penal, ya que creemos que se han cometido muchos delitos y los responsables tienen que pagar por ellos. En segundo lugar estamos en contacto con la Fiscalía para evitar que los dueños de iDental destruyan los expedientes de los pacientes. La gente necesita saber qué le han hecho en la boca, eso es fundamental. Por último, estamos trabajando en paralizar los pagos a las financieras, logrando que no incorporen a los pacientes a las listas de morosos, y que les devuelvan el dinero de los tratamientos no realizados" finaliza Suárez.

El caso de iDental será largo y desmoralizador para los afectados. Las previsiones no son halagüeñas, ya que los expertos se muestran pesimistas respecto a las posibilidades de recuperar el dinero de los afectados, especialmente en el caso de los tratamientos inacabados, si la empresa se declara insolvente. Doscientos cincuenta millones de euros están en juego en una presunta estafa que es ya el mayor escándalo sanitario de la historia de España.

1894837

Comentarios
Lo más