Localizado el cuerpo sin vida del hombre desaparecido en el embalse de Irueña

Localizado el cuerpo sin vida del hombre desaparecido en el embalse de Irueña

Los GEAS de la Guardia Civil han localizado en la mañana de este sábado, 21 de julio, el cuerpo sin vida de Mikel M.M., el hombre que llevaba desde el pasado día 12 desaparecido en el embalse de Irueña tras precipitarse al agua desde unos 25 metros de altura

Los GEAS de la Guardia Civil han localizado en la mañana de este sábado, 21 de julio, el cuerpo sin vida de Mikel M.M., el hombre que llevaba desde el pasado día 12 desaparecido en el embalse de Irueña tras precipitarse al agua desde unos 25 metros de altura, según han confirmado fuentes del Instituto Armado.

Los buzos lo han encontrado sobre las 13:00 horas, tras una inmersión que, finalmente, ha conseguido dar con el paradero del cadáver. En la búsqueda incansable del cuerpo trabajaban los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), llegados desde diferentes puntos de España como Madrid, Valladolid, Logroño o Cuenca, aunque la tarea no ha sido nada fácil. La gran profundidad y oscuridad del pantano en la zona donde desapareció, que llega incluso a los 40 metros, así como la presencia de lodo en ese punto, dificultó en gran medida la búsqueda.

De hecho, un exjefe del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, entrevistado por SALAMANCA24HORAS, expuso horas después de conocerse el suceso las dificultades a las que se enfrentaba el equipo de búsqueda. "Apenas has descendido un metro en el embalse, la visibilidad es cero".

El desaparecido se encontraba al momento del suceso con su hijo de 10 años de edad, que grabó con el móvil el momento del salto al agua del desaparecido desde el puente que conecta las localidades Robleda y El Bodón, y fue la persona que solicitó ayuda a los conductores que por allí circulaban debido a que no había visto salir a su padre del agua. Los dos realizaban la ruta entre San Sebastián y la localidad caceñera de Martín de Trevejo, donde veranean, ya que son vecinos de Beasain.

La investigación apuntó entonces que podría tratarse de un accidente debido a una imprudencia, ya que el hombre se quitó parte de la ropa para zambullirse, y el golpe contra el agua pudo resultar fatal. Al parecer, Mikel M.M., de 48 años, era aficionado a los deportes de riesgo, ya que en su coche se encontraron cuerdas y correajes, material utilizado para este tipo de actividades, aunque en este caso el impacto de la caída pudo dejarle inconsciente y ya no salió a flote.

Veinticuatro horas después de iniciarse la búsqueda, familiares del desaparecido publicaron en las redes sociales mensajes de despedida y de solidaridad para los dos hijos del desaparecido, el menor de edad que fue testigo de los hechos y otro mayor de edad que no se encontraba junto a ellos en el momento del accidente. El desaparecido había subido una foto a su cuenta de una red social pocos minutos antes del suceso, en la que se retrató junto a su hijo pequeño, en pleno viaje en coche. Mikel M.M. era ingeniero técnico agrícola y trabajaba en una empresa de Legazpi. Los dos viajaban a la localidad caceñera de San Martín de Trevejo, localidad en la que residen los padres del desaparecido.

A la familia de Mikel M.M., que se desplazó desde Cáceres, y al niño, les acompañaron profesionales de asistencia psicológica del servicio de Emergencias de Castilla y León. Por su parte, la autopsia al cuerpo del fallecido se realizará en Ciudad Rodrigo.

Comentarios
Lo más