Absuelto el joven acusado de entrar en casa de una menor en Aldeadávila y obligarla a hacerle una felación

Absuelto el joven acusado de entrar en casa de una menor en Aldeadávila y obligarla a hacerle una felación

La sentencia absuelve al joven —que se sentó en el banquillo de los acusados el pasado 28 de junio— al confirmar que no existen pruebas de que la agresión tuviera lugar

La Audiencia Provincial de Salamnanca ha absuelto a un joven de Aldeadávila de los delitos de agresión sexual, abuso sexual, y allanamiento de morada, que estaba acusado de acceder a la vivienda de una menor de edad y obligarla a que le hiciera una felación, por lo que se enfrentaba a 13 años y 6 meses de prisión.

La sentencia absuelve al joven —que se sentó en el banquillo de los acusados el pasado 28 de junio— al confirmar que no existen pruebas de que la agresión tuviera lugar. El exculpado pudo estar en la casa de la menor, con la que mantenía, como se pudo comprobar en el juicio, una relación fluida y se intercambiaban multitud de mensajes a través del teléfono, pero no que la joven fuera obligada a mantener relaciones sexuales. Además, la declaración de la joven fue "poco precisa", y no sufrió lesiones ni restos biológicos que avalaran su versión de lo ocurrido.

Durante la vista, el joven negó en todo momento los hechos que se le imputaban, indicando que fue ella la que, en primer lugar, le invitó a acudir a su casa porque sus padres no estaban, y luego la que "se me echó encima". El acusado mantuvo en su comparecencia que fue la presunta víctima la que le dijo que entrara en su casa por la puerta de atrás, que daba a la cocina. El ahora exculpado afirmó también que tenía un "tonteo" con la víctima, pese a que ella "tenía novio", y mantenían conversaciones de WhatsApp con asiduidad, incluso de madrugada.

Por contra, la versión de la víctima fue muy distinta a explicado por el varón. En su relato, señaló al tribunal que él entró en casa por la puerta de atrás sin que ella lo supiera, ya que poco antes "le había bloqueado en el móvil porque sé que tenía intención de tener relaciones conmigo y yo no quería, ya que yo tenía novio". Tras entrar en la casa, el joven fue a la habitación de ella, que en ese momento se encontraba escuchando música, se bajó los pantalones y le dijo "que bajara al pilón". Al negarse, el varón la agarró de la cabeza, la empujó contra la cama y trató de "eyacular en mi boca, pero no pudo y se marchó".

Comentarios
Lo más