El PSOE pide refuerzo policial en las piscinas ante el "creciente problema de agresiones y pequeños delitos"

El PSOE pide refuerzo policial en las piscinas ante el "creciente problema de agresiones y pequeños delitos"

El Grupo Municipal Socialista propone la evaluación de un protocolo de actuaciones que incluya el establecimiento o el refuerzo de la vigilancia policial con agentes uniformados y de paisano complementado con la puesta en marcha de otras medidas de seguridad

El Grupo Municipal Socialista ha anunciado mediante una nota de prensa que trasladará al equipo de Gobierno en el Ayuntamiento la evaluación de un protocolo de actuación "para mejorar los servicios y la actividad que se presta en las piscinas municipales con el fin de garantizar la seguridad tanto de los usuarios como de los trabajadores que ejercen su labor en este tipo de instalaciones públicas".

De esta manera, comentan que pedirán la comparecencia del concejal de Deportes para pedir explicaciones y preguntar sobre el "considerable aumento de agresiones tanto verbales como físicas, y de pequeños delitos como robos y hurtos en las instalaciones de las piscinas municipales de la capital", así como las actuaciones que se han llevado a cabo para solucionar "este creciente problema que afecta tanto a los usuarios como a los trabajadores en las instalaciones". 

Ante los hechos, el PSOE propondrá el refuerzo de la vigilancia policial con agentes en las piscinas municipales y con más intensidad en aquellas donde se determine que existe "una mayor incidencia a la hora de producirse incidentes tales como agresiones, hurtos, robos o cualquier otro delito que impide a los trabajadores el normal ejercicio de su labor, o a los usuarios el disfrute de dichas instalaciones con total tranquilidad". 

Además de este refuerzo, desde el PSOE creen que tiene que venir acompañada de otras medidas de carácter concreto y global mediante la instalación o puesta en marcha de otros sistemas de control de la seguridad que estén regulados y contemplados por la ley. 

A juicio del PSOE, el equipo de Gobierno "no puede permanecer ajeno, o no asumir su responsabilidad, porque los incidentes en las piscinas son cada vez más numerosos y graves provocando que se haya aumentado el riesgo tanto personal o físico, como patrimonial, de trabajadores y usuarios. Un hecho que sin duda alguna tiene su origen en la escasez y la disminución de plantillas en estas instalaciones y en sus derechos laborales, las malas condiciones por falta de cuidados, mejoras y el oportuno mantenimiento, y el cierre innecesario de alguna de ellas como ha ocurrido este año con la del Barrio de San José". 

Comentarios
Lo más