La familia de la niña de 16 meses fallecida afirma que emprenderá acciones legales "para exigir que se depuren responsabilidades"

La familia de la niña de 16 meses fallecida afirma que emprenderá acciones legales "para exigir que se depuren responsabilidades"

"Nada ni nadie nos devolverá a nuestra pequeña. Tampoco queremos dinero. Solamente queremos que ninguna otra familia tenga que pasar por el tormento que estamos pasando nosotros. Se nos ha ido la alegría de la casa, con 16 meses de vida, con toda la vida por delante, y eso es muy duro de llevar", dicen

La familia de la niña de 16 meses fallecida a última hora de la noche del domingo en Guijuelo, después de que fuera dada de alta en Urgencias Pediátricas del Hospital Clínico de la capital, ha señalado en la tarde de este miércoles, 8 de agosto, que emprenderá acciones legales para "exigir que se depuren responsabilidades por lo que, a nuestro juicio, es un claro ejemplo de negligencia médica".

Desde la familia afirman a SALAMANCA24HORAS que la niña comenzó a encontrarse mal el pasado sábado 4 de agosto. "No quería comer, no dormía... por lo que lo achacamos a que a lo mejor le estaba saliendo algún diente o bien se debía al intenso calor que hacía esos días en la zona", han explicado. Ya el domingo por la mañana, la menor no mejoraba, así que decidieron llevarla a Urgencias Pediátricas a Salamanca. 

"Llegaron sobre las 15:30 horas al Clínico y, después de examinar a la niña, los facultativos diagnosticaron que tenía gastroenteritis", cuentan. Le dieron suero para ver si lo toleraba, pero la pequeña seguía igual, por lo que "le dieron un jarabe para evitar los vómitos y los mandaron de vuelta a casa". "Estando ya en el coche, metiendo a la niña para volver a Guijuelo, la pequeña volvió a vomitar, pero esta vez sangre, y empezó a ponerse muy pálida y a no reaccionar", explican en su durísimo relato.

La familia regresó inmediatamente a Urgencias. "Nos dijeron que no era sangre, sino bilis, que lo de la palidez no era nada importante y que lo de que no reaccionara era porque, según los facultativos, estaba muy cansada", dicen. Según reiteran, "esta vez no le realizaron ninguna prueba diagnóstica más y los volvieron a mandar de vuelta a Guijuelo". 

En el trayecto, la niña seguía moviéndose muy poco y se encontraba cada vez más pálida, por lo que el padre "fue corriendo al centro de salud de la localidad, con tan mala suerte que la niña entró en parada cardiorrespiratoria antes de llegar al centro médico".

En el centro de salud la intubaron y comenzaron a realizarle maniobras de reanimación, "no reaccionando a las maniobras", por lo que solicitaron la asistencia de la UVI móvil de Béjar, que tampoco pudo hacer nada por salvarle la vida a la pequeña.

"La niña murió por una hemorragia interna que no sabemos a qué fue debido, la autopsia lo tendrá que decir, pero en Urgencias Pediátricas no le realizaron ni una mísera analítica, según los médicos, para que no pasara un mal rato con el pinchazo. Creemos que podría haber reflejado que pasaba algo a nivel interno, como una pérdida de sangre debido a la hemorragia", explican.

Fibrosis quística

La niña tenía fibrosis quística, pero según la familia, "una variante de las denominadas leves, sin afectación en el páncreas, que son las más agresivas, por lo que podía hacer una vida perfectamente normal", cuentan.

"Tenía que tomar los medicamentos pertinentes para su enfermedad y hacer ejercicios de rehabilitación, pero por lo demás era una niña totalmente normal que había estado junto a sus padres de vacaciones perfectamente en los días anteriores", sostienen.

Agradecimiento al centro de salud de Guijuelo y al personal sanitario de la UVI móvil de Béjar

La familia, eso sí, quiere dar las gracias al personal médico y de enfermería del centro de salud de Guijuelo, y al personal sanitario de la UVI móvil de Béjar, "que se desvivieron por intentar reanimar a la niña. Hicieron lo posible y lo imposible por traerla de vuelta, pero no pudo ser". 

"Por supuesto, emprenderemos acciones legales y exigiremos que se depuren responsabilidades por lo que, a nuestro juicio, es un claro ejemplo de negligencia médica", dicen.  "Nada ni nadie nos devolverá a nuestra pequeña. Tampoco queremos dinero. Solamente queremos que ninguna otra familia tenga que pasar por el tormento que estamos pasando nosotros. Se nos ha ido la alegría de la casa, con 16 meses de vida, con toda la vida por delante, y eso es muy duro de llevar", finalizan.

Comentarios
Lo más