DÍA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD

La mortalidad ya casi dobla a los nacimientos en Salamanca con una diferencia de 2.000 personas entre ambas

La mortalidad ya casi dobla a los nacimientos en Salamanca con una diferencia de 2.000 personas entre ambas

En 2017 fueron 2.025 nacimientos frente a las 4.026 defunciones según los datos del Instituto Nacional de Estadística. Suponen la cifra más baja y alta, respectivamente, de la serie histórica, que sigue creciendo en la diferencia entre ambas

La natalidad sigue a la baja y el número de defunciones, al alza. La provincia de Salamanca sigue perdiendo gente y, según la última estadística del Instituto Nacional de Estadística sobre los indicadores demográficos básicos, en los datos provisionales de 2017, son 2.000 menos los salmantinos que hay, según la diferencia entre nacidos y fallecidos.

Así, durante el año pasado hubo 2.025 nacimientos, casi la mitad que el total de 4.026 defunciones. Esto provoca que la estadística siga aumentando. No en vano, ya en 2016, el número de defunciones durante el siglo era casi un 68% más que el de nacimientos. En total, casi 20.000 fallecimientos más que niños y niñas nacidos.

La situación es todavía más preocupante si se atiende a la evolución de ambas estadísticas. Es cierto que el número de defunciones, a pesar de tener altibajos, se mantiene en cifras similares durante todo el siglo, si bien los datos provisionales de 2017 supone un aumento sobre las anteriores cifras más altas, superando por primera vez los 4.000.

Así, esto, muy fluctuante, no es tan grave desde el punto de vista demográfico en la provincia como los nacimientos, que han ido descendiendo paulatinamente. De hecho, desde 2003 hasta 2011, nunca bajaron de los 2.600, cifra que no han vuelto a alcanzar desde entonces. Los 2.025 actuales, de hecho, suponen un descenso de más de 200 en comparación con 2016.

En la comparativa entre defunciones y nacimientos, obviamente, también se deja notar esta evolución. Así, mientras en esos años en los que crecieron los nacimientos, la serie 2003-2011, la diferencia era de mil, ya grande, en los últimos años se ha disparado hasta los 1.500 e, incluso, los 2.000 como en esta última ocasión.

Por ello, no solo se debe trabajar en la fijación de población, sino en las ayudas por nacimiento, que ya existen en diversos puntos de la provincia. El oeste ya tiene ayudas cuantiosas aunque otros muchos municipios también las han incorporado buscando reflotar la localidad.

Comentarios
Lo más