Unas excavaciones arqueológicas investigan las fases más antiguas del poblado que dio origen a Salamanca

Unas excavaciones arqueológicas investigan las fases más antiguas del poblado que dio origen a Salamanca

La intervención pretende también la formación de estudiantes y licenciados universitarios en la arqueología de campo e integrar los resultados en el marco del Plan Director del Cerro de San Vicente, para la futura musealización de los restos hallados, en continuidad con los ya expuestos que son actualmente visitables por el público

El Cerro de San Vicente, epicentro del origen de Salamanca, es sede desde esta semana de nuevas excavaciones arqueológicas con el objetivo de investigar las fases más antiguas del poblado protohistórico situado en este enclave. 

El proyecto de investigación lo está llevando a cabo el Ayuntamiento de Salamanca en colaboración con la USAL y la Junta de Castilla y León. El concejal de Patrimonio, Carlos García Carbayo, se ha desplazado a las instalaciones en la mañana de este jueves, 9 de agosto, en compañía de los arqueólogos municipales Carlos Macarro Alcalde y Cristina Alario, que han desvelado en qué están consistiendo las actuaciones. Las excavaciones también están siendo dirigidas por el profesor de la Facultad de Geografía e Historia Antonio Blanco.

"Estamos trabajando en una franja de entre el 700 y el 400 antes de Cristo, con opciones de encontrar, porque tenemos indicios, un estrato de la época del Bronce, que nos confirmaría de una manera contundente que el origen de Salamanca se situó en torno al primer milenio antes de Cristo, asociado a las culturas del Bronce final que poblaban todo este sector de la Meseta", ha señalado Macarro. "Es una sedimentación de tipo tell, que se llama en arqueología, ya que algunas culturas protohistóricas generan grandes acumulaciones de sedimento. Lo que caracteriza a esta cultura es que se superponían poblados a lo largo del tiempo, unas casas sobre otras, que acaban generando una gran parte de sedimentos que, una vez que se investigan, corresponden a varias fases del poblado a lo largo de varios siglos", ha afirmado el arqueólogo.

"Llegado ya el siglo IV antes de Cristo cambia la cultura, lo que se llama el proceso de celtiberización de las culturas de la Meseta, y eso supuso que se trasladaran los moradores de Salamanca al Teso de enfrente, donde se construyó el Teso de Salmántica. Aquí, en el Cerro de San Vicente siguieron viviendo algunos, pero el grueso se trasladó a lo que llamamos como el Teso de las Catedrales, que se fortificó con una muralla de tipo castreño", ha contado Macarro.

La intervención pretende también la formación de estudiantes y licenciados universitarios en la arqueología de campo e integrar los resultados en el marco del Plan Director del Cerro de San Vicente, para la futura musealización de los restos hallados, en continuidad con los ya expuestos que son actualmente visitables por el público. De hecho, desde su apertura al público, el 15 de marzo de 2014, más de 12.000 personas han participado en las visitas gratuitas organizadas por el Ayuntamiento al enclave. La excavación tiene un presupuesto aproximado de 14.000 euros.

Los trabajos que se están realizando estos días plantean también la construcción de una estructura que proteja los nuevos hallazgos de las condiciones climáticas adversas y que permita la visión de los mismos a través de una serie de pasarelas, al igual que sucede ya con los resstos arqueológicos protohistóricos originales.


Comentarios
Lo más