EMPLEO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD

​La agencia de colocación de Asprodes motiva 270 empleos indefinidos estables para las personas con discapacidad

Foto: Asprodes
​La agencia de colocación de Asprodes motiva 270 empleos indefinidos estables para las personas con discapacidad

Llevan 35 años realizando este servicio de intermediación en colaboración con los servicios públicos de empleo y anualmente se produce un incremento de los beneficiados. Precisamente ese apoyo mutuo con las administraciones se antoja fundamental

Un trabajo se considera uno de los aspectos fundamentales para que las personas con discapacidad se integren de manera completa y sin discriminaciones en la sociedad. Para alcanzar ese empleo, al igual que el resto de la gente, una buena formación orientada hacia las necesidades del mercado se antoja básica para así acceder al empleo.

Una de las asociaciones que más favorece esa formación y acceso al empleo de las personas con discapacidad (en este caso, con discapacidad intelectual) es Asprodes, que posee una agencia de colocación que, de manera amplia, “orienta a la preparación de oposiciones de plazas públicas”, explica su gerente, Juan Recio, a SALAMANCA24HORAS.

No sólo eso, sino que realmente actúa como un servicio de intermediación laboral con los servicios públicos de empleo y trata de formar a todas las personas de la mejor manera posible de cara a su acceso al mercado laboral. La colaboración no exclusivamente pública, sino que también realizan integraciones en las empresas privadas que, eso sí, son en menor número. Se trata, asiduamente, de cinco o diez contratos al año “en sectores en los que trabajamos nosotros y en los que las empresas ‘fichan’ a los trabajadores que van a cumplir los perfiles”, detalla.

270 contratos indefinidos y estables para más de 500 personas en el itinerario total

Si bien básicamente Asprodes lo que hace es formar para las ofertas de empleo que emite la Junta de Castilla y León a través del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), no es su único ámbito de trabajo y abarcan “proyectos mucho más masivos”, concreta el gerente de Asprodes.

Esto lleva a motivar 270 contratos indefinidos de forma estable ya sea en mantenimiento de jardines (donde colaboran estrechamente con el Ayuntamiento de Salamanca), en instalaciones de turismo (en Béjar o Miranda del Castañar, donde hay un centro de turismo rural amplio y un hotel, respectivamente), en viveros o servicios de hostelería, entre otros sectores. También están formando hoy en día en un nuevo sector, que es generar empleos de servicio de apoyo a las personas, especialmente mayores, que necesitan un acompañamiento. Así mismo, han promovido la primera cooperativa que desarrolla actividades en el medio rural y que cuenta con cerca de 35 socios, “una novedad en Castilla y León”.

Todo ello hace que anualmente se produzcan incrementos en las personas que salen beneficiadas de esta agencia de colocación. De hecho, Juan Recio recuerda que el servicio se inició en el año 1983 y, por aquel entonces, 6 personas pudieron optar a un empleo tras la ayuda de Asprodes.

Hoy son 270 contratos de carácter estable (la mayoría en el servicio público ofertados de manera directa para personas con discapacidad, ya que algunas convocatorias llevan plazas reservadas o están restringidas), a los que hay que sumar todas aquellas personas que se benefician de los períodos formativos y amplían sus perfiles profesionales, lo que hace que haya más de 500 personas en el itinerario desde que salen de la escuela y reciben esa formación profesional (por lo general, no reglada, si bien el Ecyl sí certifica algunos cursos).

El gerente de Asprodes explica además que ellos, particularmente, trabajan con 10 municipios y se centran en la formación de personas con discapacidad intelectual, si bien hay otras entidades y alternativas para personas con otras discapacidades y que también puedan acceder al mercado laboral.

Destaca, eso sí, la colaboración que existe, en general, con todas las administraciones, desde los niveles europeos hasta los más locales, ya que se ofrecen una serie de motivaciones y beneficios para que las empresas privadas contraten a personas con discapacidad, lo que se une a la oferta que emiten ellos como generadores de empleo público. 

Comentarios