VUELTA AL COLE

¿Cómo ahorrar en la vuelta al cole?

¿Cómo ahorrar en la vuelta al cole?

Comparar, hacer listas y aprovechar los descuentos son algunas de las claves para evitar gastar más de lo necesario 

Con septiembre recién empezado y el inicio del nuevo curso escolar a la vuelta de la esquina, toca dejar atrás las vacaciones y los gastos del verano y comenzar a hacer cuentas para afrontar un importante desembolso económico con la compra de libros y material que supone la vuelta al cole.

El gasto por cada escolar es importante y en hogares donde hay más de un niño la cuesta de septiembre puede hacerse verdaderamente dura. Para paliar el gasto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una serie de recomendaciones que permitirán ahorrar.

Así, comparar es fundamental para poder ahorrar, ya que la diferencia de precios es considerable en los productos. Además, antes de comprar es recomendable revisar qué es realmente necesario y elaborar una lista con lo que hace falta comprar.

Del mismo modo, es aconsejable aprovechar las ofertas y descuentos. Según ha explicado la OCU, en las semanas previas a la vuelta al cole abundan las oportunidades y promociones, aunque conviene revisar bien si el descuento mejora los precios. “Se debe tener en cuenta que a veces lo barato sale caro: si solo se necesitan cinco cuadernos, mejor olvidarse de esa súper oferta de diez”, apuntan.

Una buena idea puede ser apostar por el “consumo colaborativo”. Según la OCU, en los últimos años han prosperado distintas iniciativas que favorecen el intercambio de ropa, libros y material escolar, con plataformas y asociaciones.

Además, para las lecturas recomendadas, la opción más económica es tomarlas prestadas de las bibliotecas o utilizar la nueva tendencia en Internet, muy popular en otros países, de intercambiar libros a través de plataformas online. También es posible tratar de intercambiar o recuperar los libros usados del curso anterior y que gestionan los mismos centros o las asociaciones de padres (AMPA).

Si es necesario un uniforme, hay que tener en cuenta que éste supone un importante desembolso, que puede superar los 150 euros, pero si no lo hay, equipar al niño con lo que necesita también es un gasto. Para no desembolsarlo todo de golpe, se debe procurar escalonar las compras, especialmente en la ropa y calzado.

Por último, la OCU recomienda que, para huir de las tentaciones, intentar ir a comprar sin los niños, “que se encaprichan fácilmente del estuche con su personaje favorito o las sudaderas de última moda”. 

Comentarios