El autor del cartel de las Ferias y Fiestas, Antonio Varas: “Ha sido el que más repercusión ha tenido porque es un cartel distinto”

Antonio Varas junto al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.
El autor del cartel de las Ferias y Fiestas, Antonio Varas: “Ha sido el que más repercusión ha tenido porque es un cartel distinto”

En la escena se adivinan siete elementos representantes del paisanaje salmantino, en opinión del autor, lo que da vida a las fiestas de una ciudad: la música, la sabiduría, el folklore, la ciencia, la hostelería, la tradición charra y la Universidad, además de la inocencia

El alcalde de Salamanca lo definía como “madrileño de nacimiento, salmantino de adopción”, y es que, el autor del cartel de las Ferias y Fiestas de la ciudad del que se han repartido 50.000 ejemplares de mano además de la publicidad en las calles, Antonio Varas, ha pasado gran parte de su trayectoria profesional en la capital del Tormes.

En una entrevista con SALAMANCA24HORAS asegura que a pesar de que el concejal de Cultura, Julio López, le solicitó este trabajo hace apenas unos meses, él ya tenía la idea pensada “desde hace casi un año, por si me llamaban”. Antonio Tenía claro cuáles eran los elementos identificativos con los que debía contar este cartel.

Se inspiró en el número de la suerte, el siete. Así, la escena refleja siete elementos, al igual que en el cartel de las fiestas de San Juan de Sahagún, del que también es autor. En el centro se adivina la música como “la salsa de todas las motivaciones de las fiestas”, según define el propio Antonio. Este músico callejero es un extranjero que, a su vez, representa la importancia que tienen en Salamanca ‘los guiris’.

A su derecha, podemos ver a Unamuno, “la representación de la ciencia y el saber”; más a la derecha, una pieza clave en Salamanca: la hostelería personificada en Florentino, un camarero de un establecimiento de la Plaza Mayor. Le podemos ver llevando un vino y una tapa, típicos de la gastronomía salmantina.

La composición continúa a la izquierda con una mujer ataviada con el traje charro que va a hacer la ofrenda floral a la Virgen de la Vega. A su lado, podemos ver un joven de la Escuela Taurina haciendo un lance. Como curiosidad, Antonio especifica que de haber empezado el cartel una semana más tarde, este habría sido una mujer, concretamente, una torera salmantina de 17 años que está despuntando actualmente en la provincia. Así, indica, podría haber representado el auge de la mujer. Sin embargo, la idea llegó una vez comenzado el cartel.

El sexto elemento es el niño, que representa a la inocencia mientras juega con el tiovivo esperando a que alguien le lleve a las ferias. Terminan la composición la calavera y la rana con un candelabro con ocho velas, envueltas ambas por la capa del torero, y que hacen alusión, como no podía ser de otra manera, al VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

Antonio Varas explica que últimamente “le doy mucha importancia al personaje en mi forma de pintar; para mí la gente es importantísima, no me imagino Salamanca sin sus paisanos”. Por eso, el cartel de Salamanca está compuesto por la gente, por aquellos que hacen la fiesta. Podemos encontrar la ciudad detrás de ese paisanaje: “Si quieres conocer Salamanca, ven visítala y acude a sus fiestas”, anima.

El cartel “está pensando como un cartel de cine” que de alguna manera envuelve al VIII Centenario, el evento estrella de Salamanca en este 2018. “Lo más representativo es la rana, porque hay gente que no la ve, por eso en la pintura está medio escondida, al igual que puede estar escondida en la fachada”, detalla Varas.

El pintor afirma haber hecho la obra con “libertad completa”, sin ningún requisito del Ayuntamiento. Por eso, se muestra satisfecho ante la gran acogida que ha tenido: “Es el que mayor repercusión ha tenido, me han felicitado por hacer un cartel distinto y original”. Añade entre risas que, prueba de esa acogida es que la gente reconozca y salude a Florentino, el camarero.

Cartel ferias y fiestas 2018

Comentarios
Lo más