FERIAS Y FIESTAS

Los cabezudos se despiden de las Ferias y Fiestas hasta el año que viene

Los cabezudos se despiden de las Ferias y Fiestas hasta el año que viene

Al igual que el pasado año, cuando gozaron de gran éxito y participación, esta actividad abarcó todo el fin de semana. No cambiaron ni el recorrido ni las charangas que acompañaron durante el desfile a las figuras

Las Ferias y Fiestas en honor a la Virgen de la Vega acogieron, un año más, una de las grandes actividades de mayor tradición popular. Se trata de los cabezudos, que vuelven a recorrer las calles de Salamanca acompañados de charangas que animarán el desfile con su música festiva.

Se retomaron las fechas en las que normalmente desfilaban estos cabezudos, del 7 al 9 de septiembre, ya que además coincidió, como ocurrió el pasado año, con todo el fin de semana. Una medida que se hace para repetir el gran éxito y participación que tuvo esta actividad en su anterior edición, tanto con los más pequeños como con sus familias.

Eso sí, como cada año, hubo una gran novedad. En esta edición, como comenta a SALAMANCA24HORAS José Luis Pérez, responsable de los cabezudos, es que estos están totalmente restaurados y contarán con trajes nuevos para dar aún más visibilidad a las figuras.

Salieron, al igual que el pasado año, los 14 cabezudos de siempre, “todos los que tenemos”. Algunos son cabezudos salmantinos creados para la ocasión que cuentan con una larga historia detrás, como ‘El Padre Putas’, ‘La Lechera’ y ‘Montaraza’. Además, los que para el responsable llaman más la atención de los jóvenes son Julián Sánchez ‘El Charro’, ‘La Bruja’, ‘El Negro’, ‘El Toro’ o ‘El Payaso’, este último porque “tiene una cara dulzona, que no da miedo”, por lo que mucha gente se hace fotos con él.

Sin cambio de recorrido ni de charangas

El recorrido es algo que no varía. Los tres días, desde las 18 horas, los cabezudos, armados con palos con los que perseguir a niños y jóvenes, marcharon desde el parque de La Alamedilla hasta los Jesuitas detrás de los niños, que disfrutaron corriendo y escapando de los cachetes que dan los personajes tan peculiares.

El responsable de los cabezudos explica que “los chavales de 12 a 15 años son los que dan más vida” porque participan activamente en esta actividad. Y, después de un rato en Los Jesuitas se vuelve, con el mismo recorrido pero de manera algo más rápida, a La Alamedilla, completando así la jornada y preparándose para el día siguiente.

Todo ese recorrido se hace acompañado de las mismas charangas que lo hicieron el año pasado y que ya son veteranas en lo de acompañar a los cabezudos. Se trata de ‘La Caridad’, ‘Los Valientes’ y ‘La Clave’, de viernes a domingo, respectivamente.

Comentarios
Lo más