El IRNASA presenta proyectos que ofrecen nuevas posibilidades para la agricultura y la ganadería en la feria Salamaq

El IRNASA presenta proyectos que ofrecen nuevas posibilidades para la agricultura y la ganadería en la feria Salamaq

Los científicos explicarán iniciativas en torno a la agricultura ecológica, nuevos invernaderos y revitalización de la dehesa

El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA, centro del CSIC) tendrá un especial protagonismo mañana, sábado 8 de septiembre, en Salamaq, la feria agropecuaria más importante de España, ya que sus investigadores darán a conocer proyectos innovadores que están abriendo nuevas perspectivas para la agricultura. Dentro de las Jornadas Profesionales, los científicos abordarán aspectos como la revitalización de la dehesa, la agricultura ecológica y el diseño de innovadores invernaderos.

En primer lugar, a las 17:00 horas en el Salón de Actos del Pabellón Central del Recinto Ferial de Salamanca, el investigador Ignacio San Regina presentará el proyecto LIFE Regenerate, que trata de revitalizar la dehesa, porque es “uno de los ecosistemas más importantes de la provincia pero se encuentra amenazado”, según ha explicado en declaraciones a DiCYT.

La iniciativa pretende demostrar que, a través de una gestión adecuada que utilice los recursos disponibles de forma eficiente e incorpore productos de valor añadido, la dehesa puede ser rentable y autosuficiente. En la actualidad, se estima que las pérdidas rondan los 200 euros por hectárea, lo que sólo se compensa a base de subvenciones. Este proyecto trata de revertir la situación acabando con los problemas de este ecosistema y realizando nuevos propuestas para su explotación.

La seca de la encina, que amenaza este emblemático árbol; la culebrilla del alcornoque, que ataca la producción de corcho; y el coleóptero Cerambyx cerdo, que está comprometiendo la de bellota; son algunos de los principales problemas de los árboles de estas zonas. A ello hay que sumar el cambio climático y factores socioeconómicos como el abandono de tierras.

Para combatir todo ello, los expertos proponen, entre otras medidas, la introducción de cultivos rentables como la trufa, el manejo de técnicas innovadoras de control biológico, la mejora en la gestión del agua y pensar en una economía circular en la que los desechos se reduzcan, se reciclen y se utilicen.

Por otra parte, a las 18:00 horas, Raquel Arroyo, responsable de la Finca Experimental Muñovela, del IRNASA, hablará de otras dos iniciativas que pretenden abrir nuevas vías a los agricultores, proyectos que giran en torno a la agricultura ecológica y a nuevos tipo de invernaderos.

La rentabilidad de la agricultura ecológica

En concreto, la iniciativa ECOPIONET trata de establecer una red de transferencia entre distintos actores que ayude a impulsar la agricultura ecológica. “Hace hincapié en la comercialización y en enfocar la producción a un mercado que tenga una mayor rentabilidad para los agricultores”, señala la investigadora, que presentará los resultados del primer año de este proyecto.

Diversas entidades participan en los ensayos que se realizan en Salamanca, Toledo y Guadalajara, donde los agricultores que se comprometen a pasar de la agricultura convencional a la ecológica reciben formación y asesoramiento técnico. La finca del IRNASA juega un papel fundamental, ya que cuenta con parcelas en las que se comparan diferentes cultivos y sistemas.

Huerta 4.0

En la misma línea de apuesta por mercados rentables y por la innovación, el proyecto Huerta 4.0 trata de diseñar nuevos invernaderos para que sean viables en zonas de interior como Salamanca, que soporta inviernos demasiado fríos y veranos demasiado calurosos como para que sean rentables o simplemente viables son un gran consumo de energía.

El objetivo de este proyecto, que está arrancando de forma experimental tanto en Salamanca como en Huesca, es conseguir un diseño eficiente para que la energía solar sea capaz de calentar el invernadero al tiempo que se apuesta por la tecnología y por variedades locales que ofrezcan un valor añadido para el consumidor.

Además, como ya es tradicional en la feria Salamaq, el IRNASA dispone de un stand propio en el que está dando a conocer sus servicios y la actividad investigadora que lleva a cabo a los ciudadanos, tanto profesionales como público en general.

Comentarios
Lo más