FERIAS Y FIESTAS

​‘Carrilló’, un show “de gran impacto escenográfico” que representa cuatro pequeñas historias

​‘Carrilló’, un show “de gran impacto escenográfico” que representa cuatro pequeñas historias

La actuación, de la compañía ‘La Tal’, fue en la plaza de Anaya a partir de las 18 horas. Tres actores trataron de sobresalir en un marco incomparable como es Salamanca con un show de gran impacto visual y cómico

La compañía de teatro ‘La Tal’ llegó a Salamanca con su espectáculo ‘Carrilló’, un show cómico y visual “de gran impacto” y que se enmarcó en el Festival de las Artes de las Ferias y Fiestas de Salamanca. La actuación será a las 18:30 horas en la plaza de Anaya.

Uno de los actores que representó la obra teatral, Jordi Magdaleno, atendió a SALAMANCA24HORAS para detallar un espectáculo que agrada a toda la familia y que mezcla cuatro sketches de diferente tipología con la escenografía impactante como bandera. Algo necesario para destacar en un escenario incomparable como es la ciudad de Salamanca.

Representáis el espectáculo ‘Carrilló’. ¿Cómo lo definirías?

Es un espectáculo cómico y visual de gran impacto escenográfico y de gran impacto en la calle.

¿Cuántas personas os valéis para representarlo?

Somos tres actores y un técnico, además de un reloj de cinco metros de ancho por tres de alto. Es una escenografía potente.

¿Lo definirías más como obra teatral o de danza?

Este es un espectáculo de teatro físico, dentro del campo del mimo. Nosotros, tal y como los mimos no llevan nada, sólo la cara pintada y los guantes blancos, llevamos una técnica escenográfica. Cuando el relojero le da cuerda, aparecen los muñecos y nos explican la historia. Es como los relojes de Centroeuropa, que cada cuarto o cada hora salen y hacen una especie de carrusel, por la puerta de entrada y salida. Explicamos en cada sketch una pequeña historia.

¿Cuántas historias hay y cuánto dura?

Dura 45 minutos y hay cuatro sketches: uno que es como la ópera Carmen pero reducida en 10 minutos; uno de boxeo, ya que hay muchas máquinas antiguas de muñecos que representan a dos boxeadores; uno de payasos, que cada vez tienen las cosas más grandes; y luego, una historia de amor que acaba en confrontación contra dos contendientes.

¿Es para toda la familia?

La compañía trabaja siempre para un público en general. En la calle te encuentras a todas horas a todo tipo de gente: gente joven, que disfruta del movimiento y de los autómatas; los niños pequeños, que les gustará el reloj y el color de los vestuarios; y gente mayor que sigue perfectamente la comicidad. Algo sucedió con nuestro anterior espectáculo, The Incredible Box.

¿Cómo fue anterior actuación en Salamanca?

Muy bien, siempre que hemos venido hemos tenido un público muy entregado. Tengo muy buen recuerdo del festival, que ya son muchas ediciones y siempre apostando por la calidad. El público, que suele ser mucho, muy bien. Y además en un marco incomparable con una escenografía muy potente, para sobresalir de lo que te rodea. 

Comentarios
Lo más