La Universidad de Salamanca únicamente manda una cuarta parte de alumnos de intercambio de los que recibe

La Universidad de Salamanca únicamente manda una cuarta parte de alumnos de intercambio de los que recibe

La USAL recibe alrededor de 2.000 alumnos de movilidad a lo largo de un curso escolar, cifra que se ve llamativamente reducida en cuanto a los que se mandan, que no llegan a 500

Este martes ha tenido lugar en el Palacio de Congresos el acto de bienvenida para los más de 900 alumnos extranjeros que estudiarán al menos este primer semestre en la Universidad de Salamanca, a la espera de otro acto para los que vengan en el segundo semestre, que sumarán un total cercano a los 2.000. Estos alumnos, provenientes de los programas Erasmus, Sócrates e intercambio, serán llamados ‘Erasmus del VIII Centenario’ en honor a la efeméride que celebra la institución académica.

Se trata de alumnos provenientes tanto de la Comunidad Europea en el caso de los Erasmus, y de otros países de todo el mundo, como Estados Unidos, Latinoamérica, Australia a Asia, en el caso de los programas de intercambio, tal y como explicaba el vicerrector de Relaciones Internacionales, Efrem Yildiz.

El número de alumnos que optan por Salamanca “va in crescendo, mientras los que mandamos nosotros más o menos se mantiene”, este curso, en concreto, avanzaba el que número rozará los 500. “Si recibimos unos 2.000 alumnos de movilidad a lo largo del año, supuestamente podríamos mandar nosotros como mínimo 1.500-2.000. Pero nuestros alumnos no llegan ni a la cuarta parte de lo que recibimos”, continuaba el vicerrector.

Por eso, desde la Universidad de Salamanca trabajarán para aumentar esa cifra a través de visitas en las facultades, centros y departamentos: “Conviene que nuestros alumnos se conciencien de que Europa es una realidad, sobre todo a través de esos intercambios”.

Además, actualmente los programas están siendo estudiados para su mejora en una reforma de la Ley de Bolonia, ya que a partir del año 2020 “habrá un cambio que marcará las nuevas pautas de la educación superior a nivel europeo donde ya se hablará de títulos propios de Europa, donde la Universidad de Salamanca está en primera línea”.

Tal y como explicaba Efrem Yildiz, la USAL “sigue siendo el destino preferido de las universidades europeas con una gran diferencia”. Esta preferencia, concluía, se ve marcada por la seguridad, la tranquilidad y el bienestar y la buena calidad de la enseñanza.

Comentarios
Lo más