SANTA MARTA DE TORMES

Así ha sido la entrada de la Guardia Civil en la casa 'okupada', protegida con dos perros peligrosos

Así ha sido la entrada de la Guardia Civil en la casa 'okupada', protegida con dos perros peligrosos

Los agentes de Seguridad Ciudadana han intervenido tras la llamada de la víctima

Después de que las reiteradas denuncias y el proceso judicial no estén impidiendo que continúen los robos en su vivienda familiar, que ha heredado, ubicada en la calle Los Olivos número 1 de Santa Marta de Tormes, este miércoles llamaba de nuevo a la Guardia Civil, después de que comprobase nuevos desperfectos en la casa. 



No obstante, el primer hallazgo mientras se acercaba al inmueble fue que había sido enganchado al suministro eléctrico, pese a que ha dado de baja el servicio. Además, las luces exteriores estaban encendidas, en plena tarde. La preocupación por un posible incendio provocado por la precaria conexión eléctrica tampoco ha sido descartada por el hombre, que ha comunicado a los agentes esta circunstancia. 

Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil ha acudido a la llamada de la víctima, con toda la documentación preparada relacionada con las denuncias y el proceso judicial. Mientras los agentes llegaban, el miedo a un encontronazo con los okupas aparecía con cada coche que se acercaba. 

En base a la situación y teniendo en cuenta, por lo tanto, la posible comisión de nuevos delitos, los agentes han entrado en la vivienda por una de las puertas de la casa que conserva la cerradura original, ya que los okupas han cambiado el resto, como ha podido comprobar el legítimo propietario de la propiedad. 

Mientras abría la casa, los agentes se preparaban para la entrada. Una vez dentro, pocos segundos después, unos repentinos y fuertes ladridos tensaban la situación... pero desde fuera no se podía ver lo que estaba pasando dentro. 

Santa Marta casa okupada (2)

Finalmente, salen de la vivienda 'okupada', tras constatar que estaba protegida por dos perros peligrosos, aunque, afortunadamente, encerrados en su interior. Lo que confirma que hay 'okupas' viviendo y que no tardarán en volver. 

En la calle, unos vecinos que caminan paseando por la calle confirman también a la Guardia Civil la presencia de los okupas. 

Los agentes explican al propietario de la vivienda que tramitarán la diligencia realizada, en la que han constatado efectivamente los nuevos hechos, como el enganche a la red eléctrica, aunque para el desahucio el titular de la casa tendrá que esperar a la finalización del proceso judicial. 

Santa Marta casa okupada (3)

Comentarios
Lo más