Policías Locales denuncian que los agentes en prácticas de Salamanca lidian con los "caprichos y amenazas del jefe"

El jefe de la Policía Local de Salamanca, José Manuel Fernández.
Policías Locales denuncian que los agentes en prácticas de Salamanca lidian con los "caprichos y amenazas del jefe"

Agentes afirman que sus compañeros recién llegados sufren un continuo desamparo y mala cobertura de medios técnicos en un escrito interno al que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de Castilla y León (SPPMCyL) ha criticado recientemente la poca cobertura de medios técnicos y el mal trato que están teniendo "los compañeros que están en prácticas en la Policía Local de Salamanca". Lo ha hecho a través de un escrito interno al que ha tenido acceso SALAMANCA24HORAS. 

Según informa este sindicato policial, las personas que aprueban la oposición para ser agente de la Policía Local de Salamanca, tras una exigente formación en la Academia de Ávila, "en la que tenemos incluso que poner dinero para llegar a fin de mes al depender del Ayuntamiento de Salamanca, y contamos con una uniformidad de pizzero, jardinero o electricista, ya que el jefe de la Policía Local pelea con la Junta para ver a quién le corresponde darte el equipamiento necesario"; de regreso en la ciudad toca "lidiar con los caprichos, las amenazas y los horarios imposibles del jefe". 

El documento del sindicato acusa a José Manuel Fernández, jefe de la Policía Local de Salamanca, de "poner turno de tarde-noche a los agentes en prácticas, en días festivos, para utilizarte en plenas Ferias y Fiestas como un policía más, ya que el ciudadano no distingue entre policías en prácticas de los que no lo son, y eso con alerta terrorista de nivel 4, sin remuneración alguna y sin chaleco antibalas ni transmisor. El sindicato va más allá: "Con la ciudad colapsada de gente, llena hasta la bandera en la Plaza Mayor y sin poderte comunicar con otro agente por transmisor si te pasa algo o a alguien de tu alrededor le da un vahído".

"El jefe te trata como a un niño pequeño a base de triquiñuelas y muy malas formas", afirma el comunicado policial. "Siempre con su amenaza de que de él depende de que te firme las prácticas y jures el cargo".

El sindicato asegura que no les ha llegado las quejas de ningún compañero en prácticas —quizás para evitar represalias— "pero nos han llegado quejas de agentes y de mandos, denunciando todo lo expuesto y con ejemplos claros".

El documento policial finaliza diciendo que "no se puede consentir el abuso de superioridad de una persona que se supone que es la que más debe velar por evitarlo", y que "estamos tomando nota de todas las quejas y vamos a exponerlo en el próximo Consejo de Policías, además de que "vamos a estar muy pendientes hasta que los compañeros en prácticas finalicen las prácticas y firmen". 

Comentarios