Vicente del Bosque descubre su escultura en un acto público en la plaza del Liceo

Vicente del Bosque descubre su escultura en un acto público en la plaza del Liceo


El acto tuvo lugar en la misma plaza, lugar por donde el exseleccionador pasaba todos los días cuando era pequeño para ir a clase. Al evento acudieron representantes de todas las instituciones salmantinas

Salamanca cuenta desde este jueves con la escultura que rinde homenaje al exseleccionador nacional, Vicente del Bosque. La obra del artista Fernando Mayoral está emplazada en la plaza del Liceo, donde tuvo lugar el acto de descubrimiento que contó con representantes de los distintos grupos de la corporación municipal así como de varias instituciones.



El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, destacó que el que ya fuera nombrado hijo predilecto de la ciudad en 2010 es “salmantino por los cuatro costados”, además de ser el mejor ejemplo de lo mejor de la ciudad, “sus gentes”, ya que es “noble, humilde, solidario y que posee gran corazón”, palabras que le dedicó el primer edil a Del Bosque.

Además de reconocer sus éxitos como deportista y entrenador (“tu palmarés es inigualable”), Fernández Mañueco también puso en valor “lo que siempre le ha reconocido, su cercanía y sencillez además del compromiso social y la calidad humana”. También quiso agradecer a la mujer del exseleccionador, Trini, su papel fundamental a la hora de convencer a Del Bosque para que aceptase la estatua, algo que “no habríamos conseguido ni Salamanca entera”.

Vicente del Bosque, que agradeció a toda la corporación municipal el haber aprobado por unanimidad la colocación de su estatua, “ya que si no hubiera sido así, no habríamos aceptado”, también destacó “la bondad y el arte” que le transmitió el artista, Fernando Mayoral, desde el primer momento que contactó con él.

Así, el exentrenador recordó que salió de Salamanca “con 17 años, una aventura muy difícil pero en la que tuve gran suerte”, ya que “pertenecí a un club como el Real Madrid, que me preparó no sólo para el fútbol, sino para la vida”. Eso sí, pese a llevar 51 años fuera de la capital charra, Del Bosque recordó que en ningún momento se ha despegado de ella, y que cada vez son más frecuentes no sólo sus visitas, sino también las de sus hijos, que pese a haber nacido en Madrid se sienten salmantinos. Y que a ellos les guste su ciudad “es una ilusión”.

Por último, el que fuera seleccionador puso en valor algo que aprendió en el Real Madrid y que trata de transmitir a todo el mundo, especialmente a los más jóvenes, y es a “admitir la derrota, puesto que forma parte del deporte y de la vida”. Y aunque en ocasiones cuesta mucho, es algo que se debe resaltar, al igual que “mantener un mínimo compromiso social con la sociedad a la que pertenezco”, algo que el charro, que ya disfruta de su estatua, continúa haciendo.

Un acto que contó con personalidades ilustres como Juan José Hidalgo o Silvestre Sánchez


Además del propio Vicente del Boque, acudieron el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena. Además, el acto contó con el periodista deportivo, Roberto Gómez, como speaker, y también se dejaron ver personalidades ilustres y amigos del exentrenador como Juan José Hidalgo, Mario Hidalgo o Silvestre Sánchez.

Estatua Vicente del Bosque (40)


Comentarios
Lo más