La exposición ‘El tiempo interior de Antonio Ochoa’ muestra el desarrollo del país asiático en los últimos 25 años

La exposición ‘El tiempo interior de Antonio Ochoa’ muestra el desarrollo del país asiático en los últimos 25 años

Está enmarcada dentro de ‘China de nuevo’, un proyecto cultural sobre la modernización y el desarrollo de China. Habrá una charla sobre la inauguración a las 20 horas

Este viernes el Patio alto de la Biblioteca Pública de la Casa de las Conchas inaugura el proyecto ‘China de nuevo’, un proyecto cultural dentro del cual se incluye la exposición ‘El tiempo interior de Antonio Ochoa’.

A las 20 horas de este viernes el crítico chino Fang Zhenning ofrecerá una charla, y posteriormente, a las 21 horas, se hará la presentación de la exposición y la visita guiada con Antonio Ochoa.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 9 de diciembre, hace una aproximación a la arquitectura y diseño contemporáneo en China, a través de la mirada y la experiencia única de un arquitecto venezolano, que fue simultáneamente testigo y protagonista de primera línea del extraordinario cambio y proceso de modernización y desarrollo en China en los últimos 25 años. Encontramos en la arquitectura de Antonio Ochoa madurez y coherencia, proyectos que buscan un leguaje claro y funcional al mismo tiempo que innovan en la manera en que son presentados y vividos.

Fotografías en gran formato de las obras más emblemáticas de Antonio Ochoa y su estudio Red House China, conforman esta exposición, además de fotografías tomadas por el mismo arquitecto del ciudadano común, el chino de la calle, con el que el arquitecto convive, el protagonista de su obra y para quien ella está concebida, creando un balance expresivo así como proponen un contraste entre el espacio construido y la gente, que le permita al espectador visualizar de una manera más rica, la experiencia de su trabajo en China.

La exposición está organizada por temas que caracterizan las obras realizadas:

PAISAJE La arquitectura pertenece al lugar donde se construye, es por ello que el arquitecto siente la responsabilidad de conectar su obra con el paisaje social y físico de su entorno. Esta conexión se ve reflejada en el comportamiento y presencia del edificio, tanto en el paisaje urbano como en el natural.
COLOR En la China de 1993, el uso del color se restringía a una paleta muy limitada, Antonio Ochoa fue pionero en el resurgimiento del uso del color en la arquitectura e interiorismo con proyectos que marcaron pauta durante el proceso de modernización en China. Con los años, el color terminó formando parte de una marca de fábrica del estudio Red House China.
ESPACIO En China, la arquitectura y el interiorismo son dos campos separados profesionalmente, por ende, los edificios son el resultado de una combinación de estilos y formas que no dialogan entre sí. Para Antonio Ochoa no existe tal separación, la arquitectura y el interiorismo son partes de un todo integral y por ello deben ser concebidos como una unidad, brindando un carácter coherente y definido.
MATERIAL En sus diseños usa materiales principalmente locales, simples, naturales o industriales, estudiando sus propiedades y cualidades físicas y estéticas, cambiando la manera que se aplican tradicionalmente, descubriendo nuevas dimensiones, bondades y posibilidades que el material tiene para así obtener resultados únicos.
TEXTURA La arquitectura se compone de pequeños elementos que cuando se integran forman un todo mayor. Antonio Ochoa utiliza la naturaleza y lógica del material físico o visual (que en muchos casos puede ser incluso un objeto de uso doméstico o de la cultura tradicional) para crear texturas en base a la repetición, que ayudan a complementar, enfatizar y/o contrastar elementos de carácter protagónicos en los espacios que diseña.

Antonio Ochoa Piccardo (Caracas 1956) es el primer arquitecto extranjero establecido en Beijing después de la apertura económica iniciada por Deng Xiaoping en 1979. El arquitecto venezolano, graduado en la Universidad Central de Venezuela en 1983, se establece con su esposa, la abogado y ciudadana española Jenny Mendoza, en Beijing en 1993.

Participó junto a 11 de los más reconocidos arquitectos asiáticos, entre ellos, los japoneses Shigeru Ban (premio Pritzker 2014) y Kengo Kuma, en el primer y único proyecto chino (La Comuna en la Gran Muralla) que ha obtenido un premio en la Bienal de Venecia (2002). Antonio Ochoa jugó un rol fundamental, no solo como arquitecto de una de las casas (Casa Roja o Casa en Voladizo), sino también como creador del plan maestro, coordinador del proyecto y supervisión de las obras. Como arquitecto jefe de la empresa de desarrollo inmobiliario SOHO CHINA, intervino en proyectos urbanos de gran escala, que de alguna manera revolucionaron la forma de vida en las ciudades chinas, incentivando un flujo importante de talentos del mundo en el área de la arquitectura y el diseño hacia China.

Desde el año 2006 dirige el estudio de arquitectura y diseño RED HOUSE CHINA. Antonio Ochoa­­ concibe sus proyectos como una unidad cohesiva al enfatizar una relación simbiótica entre la arquitectura de un edifico y el diseño de interiores. Su trabajo a menudo se materializa en formas orgánicas y espacios sorprendentes.

Comentarios
Lo más