Órgiva estudia denunciar a Andy y Lucas tras decir en un concierto que la edil de Fiestas "va ciega perdida"

Órgiva estudia denunciar a Andy y Lucas tras decir en un concierto que la edil de Fiestas "va ciega perdida"
El Ayuntamiento de Órgiva (Granada) estudia acciones legales después de que Andy y Lucas insultaran a la concejal de Fiestas durante el concierto que ofrecieron el sábado por la noche en la localidad, cuando el segundo afirmó que la edil era una "mamarracha" y que iba "ciega perdida".

El Ayuntamiento de Órgiva (Granada) estudia acciones legales después de que Andy y Lucas insultaran a la concejal de Fiestas durante el concierto que ofrecieron el sábado por la noche en la localidad, cuando el segundo afirmó que la edil era una "mamarracha" y que iba "ciega perdida".

"Un pueblo, una localidad como esta no merecer tener la concejala tan sinvergüenza que tenéis, así de claro os lo digo", comenzó a decir sobre el escenario Lucas González, quien censuró que después de un vuelo de "15 horas" para estar en la localidad que la concejal no hubiera parado supuestamente de insultarles: "Nosotros no hemos hecho nada, va ciega perdida, vosotros no merecéis la mamarracha que tenéis", agregó ante las más de 2.000 personas que estaban presenciando el concierto.

La alcaldesa de Órgiva, María Ángeles Blanco (PSOE), ha relatado a Europa Press que el conflicto se produjo a raíz de que los artistas llegaran a la plaza de las Culturas, donde se celebraba el concierto, y cerraran los dos servicios públicos disponibles junto a los camerinos.

"Nosotros somos un pueblo pequeño, no tenemos muchas infraestructuras (...) se les dijo que eran públicos y que tenían que estar abiertos, siempre se ha hecho así, el año pasado con Medina Azahara, también con Azúcar Moreno y el resto de grupos que han pasado por aquí", ha argumentado. Según ha dicho, ellos querían tenerlos cerrados alegando que la gente querría entrar para verles. Finalmente se abrieron los servicios.

Blanco explica que la concejal no habló con los artistas sino con su mánager, aunque posteriormente Lucas se la cruzó y le dijo que "tendría unas palabritas" con ella, tras lo que se produjeron los "insultos" sobre el escenario que avanzó Granada Digital.

La regidora explica que se han dirigido a un despacho de abogados para estudiar acciones pues "no se puede desacreditar de esa manera a una persona y toda la gestión de un equipo de gobierno". El grupo cobró unos 15.000 euros por esa actuación y fue la propia concejal de Fiestas quien los propuso, la cual se encuentra "muy afectada por lo ocurrido".


Comentarios