Policarpo Díaz toma posesión como vicario de pastoral de la Diócesis de Salamanca

Consejo Episcopal
Policarpo Díaz toma posesión como vicario de pastoral de la Diócesis de Salamanca

El acto ha tenido lugar en la mañana de este miércoles en la Casa de la Iglesia. Ha estado presidida por el obispo de Salamanca

El sacerdote diocesano Policarpo Díaz Díaz ha tomado posesión este mediodía de su cargo como nuevo vicario de pastoral de la Diócesis de Salamanca en un acto celebrado en la Casa de la Iglesia en el que han estado presentes miembros de la Curia diocesana. La misma ha estado presidida por el obispo de Salamanca, Carlos López.

El canciller secretario general, Jesús Terradillos, ha iniciado el acto leyendo el nombramiento de Policarpo Díaz como vicario de pastoral, realizado el pasado 28 de septiembre por el obispo de Salamanca, Carlos López. Acto seguido, Policarpo ha hecho la profesión de fe y el juramento de fidelidad a la Iglesia católica poniendo su mano sobre los Sagrados Evangelios. 

El obispo de Salamanca ha expresado su gratitud a Policarpo por aceptar esta nueva encomienda además del servicio pastoral que viene presentado como párroco junto a Antonio Matilla en la Unidad Pastoral Centro Histórico de Salamanca y en la que desde el pasado domingo también va a colaborar Florentino Gutiérrez, vicario general de la Diócesis. 

Y es que a partir de ahora los vicarios no van a tener dedicación plena a la Vicaría sino que van a tener que asumir una tarea pastoral directa, en este caso en la Unidad Pastoral Centro Histórico. “Gracias por tu valentía, porque confías en el Señor para esta encomienda y porque vuestra colaboración va hacer posible que entre todos podamos seguir adelante”, ha señalado Carlos.

El obispo ha tenido también unas palabras de gratitud hacia Tomás Durán por la colaboración que ha prestado durante estos 14 años como vicario de pastoral. “Lo que su aportación ha significado en el proceso pastoral de nuestra diócesis es conocido por todos”, manifestaba al tiempo que recordaba algunos de “los hitos decisivos” a los que ha contribuido para marcar el rumbo pastoral en la Diócesis de Salamanca. 

Ejemplo de ello son "su primer Plan de Pastoral centrado en la Eucaristía, su trabajo en la elaboración del Plan de las Unidades de Pastoral y especialmente la Asamblea diocesana". “Podemos decir que nuestra Iglesia diocesana después de la Asamblea tiene marcado el rumbo pastoral. Faltan muchas cosas por hacer y las iremos haciendo poco a poco, pero la orientación pastoral está claramente marcada en sintonía con las orientaciones que nos han venido del Papa Francisco. Éste es el marco en el que nos vamos a mover. Reconocemos el trabajo inmenso que Tomás ha realizado y estamos seguros que en el futuro irá prestándonos su colaboración. Tomás muchísimas gracias, que Dios te lo pague”. 

Las primeras palabras del nuevo vicario de pastoral, Policarpo Díaz, con las que ha querido expresar cómo se siente en este momento ha sido la antífona de entrada a la oración de la colecta en la memoria de San Francisco de Borja: Nada hay comparado y nada es nada con la alegría de gastar la vida por el Evangelio.

Al término del acto ha tenido lugar la primera reunión del Consejo Episcopal con la presencia del nuevo Vicario. A ella ha asistido en un primer momento también el vicario saliente, Tomás Durán. El Consejo lo preside el obispo de Salamanca, Carlos López, y lo integran el vicario general de la Diócesis, Florentino Gutiérrez Sánchez; el vicario de pastoral, Policarpo Díaz Díaz; el delegado diocesano para el Clero, Domingo Martín Vicente y el delegado de Enseñanza, Rafael Blanco Morales.

Comentarios
Lo más