Un joven denuncia el "abandono" de la organización de un evento 'skater' tras ser hospitalizado varios días por una grave caída

Vídeo de la caída cedido por el joven accidentado.
Un joven denuncia el "abandono" de la organización de un evento 'skater' tras ser hospitalizado varios días por una grave caída

Mateo, vallisoletano de 23 años, participó en un evento celebrado el día 9 de septiembre en la Vaguada. Allí, sufrió un importante accidente que le ocasionó un neumotórax y le mantuvo hospitalizado varios días. El Complejo Asistencial le reclama ahora 870 euros, que él no puede asumir y de los que la empresa organizadora no se responsabiliza porque, en las condiciones del registro online en su web, figuraba que ningún participante podría reclamarle daños y perjuicios por cualquier incidente, en un tipo de eventos en el que suelen producirse caídas con frecuencia y que, según el joven, no contaba con una ambulancia realizando labores preventivas

Mateo tiene 23 años y es de Valladolid. Aficionado al skateboarding —patinaje en monopatín— conoció que el pasado 9 de septiembre Salamanca acogería un evento de estas características en un skate park instalado para la ocasión en la Vaguada. El joven se apuntó y participó, pero tuvo la mala suerte de sufrir una grave caída justo cuando su monopatín entraba en una rampa, saliendo proyectado por encima de la valla de protección y golpeándose violentamente contra el suelo. 

El evento se detuvo en ese momento para comprobar si el joven se encontraba bien, pero el pronóstico fue muy malo. Mateo tuvo que ser evacuado al Complejo Asistencial en una ambulancia, para después ser hospitalizado durante varios días. Sin embargo, el chico denuncia ahora que la organización del evento — Sala U, empresa que, además de la exhibición de skate puso en marcha otros actos durante las Ferias que aparecían en el programa oficial de festejos—  no se ha responsabilizado del accidente que sufrió, por lo que tiene que abonar de su bolsillo los 870 euros que le reclama el Hospital por su hospitalización.

"El evento era llamativo y tenía un premio a repartir de 1.000 euros para los tres primeros, por lo que me decidí a participar", explica Mateo a SALAMANCA24HORAS. "Ya en el lugar y debido a que un día antes la misma instalación había acogido una exhibición de BMX —bicicletas de cross con ruedas de 20 pulgadas de diámetro— los entendidos en la práctica del skate pensamos que el recorrido podría ser peligroso, ya que algunas rampas se habían desgastado y sufrido por el peso de las bicis, por lo que la organización había utilizado cinta americana para unir las rampas al suelo, etcétera", afirma el joven. "Pensé que no habría problemas, pero no contaba con que, al pasar por la cinta adhesiva, las ruedas de mi tabla se frenarían de ese modo, por lo que me dí un golpazo". El joven comenzó a vomitar sangre debido a la virulencia del choque contra el suelo, por lo que recibió el auxilio de una joven del público, que se identificó como médico.


"La ambulancia tardó 20 minutos en llegar que se me hicieron eternos. La chica que me ayudó, a la que estoy muy agradecido, trataba de que no me desmayara. Yo en ese momento no sabía que un evento de estas características debe tener una ambulancia contratada al menos por si ocurre algo, pero no la había. Después, según me contaron mis amigos, los de la ambulancia y la chica discutieron sobre a qué hospital tenían que llevarme. Ella les dijo que debían trasladarme al más cercano porque estaba en riesgo de sufrir una parada cardiorrespiratoria", explica el joven con todo lujo de detalles. En el vídeo, facilitado por el propio Mateo, se aprecia que él tampoco llevaba algún tipo de protección que pudiera atenuar el golpe contra el suelo".

"Me llevaron al Clínico y allí, con el shock que tenía, me dijeron los médicos que podía haber muerto de una hemorragia interna. Aunque lo peor fue cuando me pidieron la identificación de la empresa que organizaba el evento para que pudieran hacer el trámite con su seguro, ya que la atención sanitaria tenía un coste al ser un acontecimiento privado". Mateo afirma que se puso muy nervioso, ya que él no tenía dinero para poderlo costear, por lo que llamó a un familiar para que le fuera a buscar, solicitó el alta voluntaria y se volvieron a Valladolid. Allí fue internado en el Hospital, en el que permaneció ingreado a consecuencia de un neumotórax traumático con performación en un pulmón. "Mientras estaba internado en el Hospital, pese a que tenía que guardar reposo, trataba de ponerme en contacto con los organizadores por teléfono", afirma.

Finalmente y a través de un correo electrónico, un representante de Sala U le indicó que, al haber aceptado las condiciones en la inscripción online del evento, la empresa no se responsabilizaba en ningún caso de su accidente. El joven puso los hechos en conocimiento de un abogado, que en las últimas semanas ha tratado de ponerse en contacto con la empresa, según cuenta Mateo, sin éxito.

"No busco ninguna indemnización, quiero que la empresa se responsabilice de los gastos médicos, que ascienden a 870 euros, ya que fue bastante grave. Ahora mismo no puedo ni subir hasta el tercer piso sin ascensor en el que vivo sin prácticamente asfixiarme. Yo no firmé ningún documento, sólo acepté las condiciones de la página. Lo que no llego a entender es cómo un evento que cuenta con el aval del Ayuntamiento y de otras importantes empresas, al que además asiste bastante público, deja abandonados a su suerte a los participantes que puedan sufrir cualquier tipo de accidente. No creo que sea muy ético", finaliza Mateo.

Sala U

Efectivamente, SALAMANCA24HORAS ha comprobado que, en las condiciones de la inscripción online, figuraba que el participante del evento "no reclamaría daños o perjuicios de cualquier naturaleza contra el organizador". Si bien no decía nada en ninguna cláusula de en qué estado debía encontrarse el skate park ubicado en la Vaguada. Parafraseando al joven Mateo, quizás la clave pueda pasar, efectivamente, por la ética que deben tener los organizadores de un evento que se celebra en las Ferias y Fiestas de la ciudad y que cuenta con numerosos patrocinadores, algunos de mucho renombre.

Comentarios
Lo más