La Asociación de Debate de la USAL celebra su segundo Torneo nacional de Debate Parlamentario

La Asociación de Debate de la USAL celebra su segundo Torneo nacional de Debate Parlamentario

El torneo cuenta con 140 participantes procedentes de todo el país. La cita disfruda de varios campeones y subcampeones mundiales. El evento tiene lugar entre viernes y el domingo y se asienta con una segunda edición en la que aumenta su número de participantes

Los días 5, 6 y 7 de octubre, Salamanca acoge la segunda edición del torneo nacional de debate parlamentario que organiza su asociación de debate y cuya actividad se desarrolla entre la Facultad de Derecho, la Facultad de Ciencias y el Colegio Arzobispo Fonseca. 

Entre las más de 140 personas involucradas en la actividad entre oradores, jueces y voluntarios se encuentran varios de los últimos campeones mundiales de la disciplina en español, incluidas las vigentes ganadoras, Carmen Vallecillo y María García Ribeiro, o el vencedor en 2017 en español y vigente campeón del mundo en inglés en la modalidad de lengua extranjera, Antonio Fabregat. En total, la nómina cuenta con cuatro campeones y cinco subcampeones mundiales.

La agenda empezó el viernes 5 a las 12 horas en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho con la inauguración a cargo de la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez. La competición se trasladó luego a la Facultad de Ciencias y Ciencias Químicas, donde tuvieron lugar los debates de la tarde del viernes y durante toda la jornada del sábado. 

El domingo será el Colegio Arzobispo Fonseca la sede que albergará las rondas eliminatorias, que culminarán con la gran final y una novedosa final de novatos en la que los que menos llevan en la actividad tendrán la oportunidad de demostrar que son más que firmes candidatos a superar a los “mayores” no tardando mucho. También aquí se hará el anuncio de ganadores y ganadoras y la clausura del evento.

El formato parlamentario británico (BP, por sus siglas en inglés) es un formato en el que cuatro parejas se enfrentan y defienden los argumentos que generen durante los quince minutos que tienen desde que conocen el tema a debatir (moción) y la postura a defender, decidida por sorteo. En los siete minutos que dura cada discurso, los oradores deben echar mano de su mejor dialéctica para exponer sus argumentos, demostrarlos en base a la lógica y hacer ver que son mejores que los del resto de participantes, sin olvidarse de refutar los de los contrarios y responder a las distintas preguntas con las estos que les puedan interpelar.

Comentarios
Lo más