Los dueños de las peluquerías Low Cost de Salamanca aseguran que no tienen nada que ver con lo ocurrido en Sevilla

Los dueños de las peluquerías Low Cost de Salamanca aseguran que no tienen nada que ver con lo ocurrido en Sevilla

Destacan que están al corriente de pagos, que la última inspección la tuvieron hace un mes y “está todo en regla” y que todos sus contratos son legales, de acuerdo al régimen establecido por la Seguridad Social con alta en la misma “desde el primer día”

Los dueños de las tres peluquerías que existen en la ciudad de Salamanca pertenecientes a la franquicia Low Cost niegan que lo ocurrido en Sevilla tenga que ver con sus establecimientos. “Pagamos justos por pecadores”, ha recalcado José Antonio Heras, propietario de las peluquerías ubicadas en el paseo de la estación y en Filiberto Villalobos.

Cabe recordar que la Policía Nacional, en una investigación conjunta con la Seguridad Social e Inspección de Trabajo, ha detenido esta semana a un total de 37 personas en Sevilla relacionados con un entramado empresarial de franquicias que habría supuestamente defraudado más de tres millones de euros a la Tesorería General de la Seguridad Social a través de falsos contratos de formación.

Tal y como asegura Heras, nada tiene que ver este caso ocurrido en Sevilla con la situación de las peluquerías recientemente abiertas en Salamanca, que pertenecen a la misma franquicia pero cuyos dueños son distintos y, por tanto, su gestión también.

“Nosotros estamos al margen de todo eso. Mis contratos son todos legales, he tenido una inspección de trabajo hace un mes y está todo en regla”, ha subrayado Heras, quien habla también por sus compañeras Zaira Sánchez y Esther Tocino, propietarias de la peluquería ubicada en Torres Villarroel. Todos ellos aseguran estar al corriente de pagos con la Seguridad Social así como con el resto de sus obligaciones tributarias.

En ambos casos, tal y como aseguran, cuentan con personal contratado conforme a la legalidad, todos sus contratos son legales, de acuerdo al régimen establecido por la Seguridad Social con alta en la misma “desde el primer día”, y cobran en tiempo y forma. Aseguran que sus contratos no son de formación vinculados a subvenciones, sino que son legales.

Del mismo modo, los propietarios de las peluquerías salmantinas recalcan que las personas que están siendo investigadas se tratan de exfranquiciados de la marca “que en la actualidad no tienen relación de ningún tipo con la misma”. Por ello, “no se puede ni se debe responsabilizar a la marca y a la cadena de franquicias de los presuntos actos ilícitos de terceros que actualmente están siendo esclarecidos a través de la correspondiente investigación judicial”, ha señalado.

“Queremos poner de manifiesto que estamos actuando de forma rigurosa y conforme a la legalidad vigente y que estamos totalmente al margen de cualquier investigación posible relacionada con terceros”, han reiterado y han asegurado que “continuaremos ofertando nuestros servicios con los mismos estándares de rigor y profesionalidad de siempre, procurando en todo momento la salvaguarda de nuestros empleados y profesionales y la satisfacción de nuestros clientes”.

José Antonio Heras es el dueño de dos de estos tres establecimientos. El del paseo de la Estación, en concreto, fue el primero en abrirse en la ciudad, el pasado 2 de noviembre de 2017, que ya cuenta con siete empleados. Y hace tan sólo unas semanas abrió la segunda peluquería, el 25 de septiembre, en Filiberto Villalobos, con seis empleados. Y ambos establecimientos, según el dueño, esperan ampliar su personal en dos trabajadores más cada uno.

Por su parte, Zaira Sánchez y Esther Tocino son dueñas de la peluquería ubicada en Torres Villarroel y se abrió, también, recientemente, el pasado 20 de septiembre. Cuenta en la actualidad con cinco empleados. Ésta peluquería tuvo su última Inspección de Trabajo hace unos días.

Comentarios
Lo más