SEMANA DE LA GUARDIA CIVIL

Un ministro del Interior 'de aniversario' destaca en su discurso a la mujer dentro de la Guardia Civil

Un ministro del Interior 'de aniversario' destaca en su discurso a la mujer dentro de la Guardia Civil

Destacó el 30 aniversario de la entrada de la mujer en la Guardia Civil y se comprometió con ellas a seguir trabajando para que "lleguen tan alto como ellas quieran llegar". Aludió al 800 aniversario del nacimiento de la USAL o de los 30 desde que Salamanca fue nombrada como Patrimonio de la Humanidad y de los 40 de la redacción de la Constitución. El terrorismo de ETA y la labor de la Guardia Civil también tuvo parte en su discurso

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska pronunció su discurso en el acto central de la Semana de la Guardia Civil, celebrado en la Plaza Mayor, resaltando a la propia ciudad y entre algún grito discrepante entre el público. 

En sus palabras, consideró un privilegio estar en Salamanca y tuvo un recuerdo para dos efemérides como son los 800 años de la Universidad y los 30 desde que fuera nombrada como Patrimonio de la Humanidad. En ese escenario, "inmejorable" destacó a la Guardia Civil por su "lealtad, cercanía, profesionalidad y espíritu de servicio" que consigue que la "confianza como país y la sociedad democrática se refuerce a diario". 

Al igual que ellos, según comentó, que han conseguido "adaptarse para responder a las demandas" que el tiempo requiere. "Tenemos profesionales formados, competentes y eficaces en múltiples campos que garantizan el espacio de seguridad para desarrollar los derechos y libertades". 

La mujer también fue un núcleo central de su discurso al coincidir 2018 con el 30 aniversario de su entrada en el Cuerpo para que, actualmente, conformen un 7,25% del total de los efectivos, más de 5.000. Pese a ello, afirmó, "no debemos conformarnos", por lo que se debe seguir trabajando para que el "porcentaje sea mayor y lleguen tan alto como ellas quieran llegar". 

Y como las palabras iban de aniversarios, también se cumplen los 40 desde el nacimiento de la Constitución Española. "La España de hoy es furto de la tarea de muchos hombres y mujeres. También de la Guardia Civil", que han conseguido que hoy se refleje "una sociedad más segura, justa e igualitaria", comentó. 

Resaltó en su discurso, asimismo, la "transparencia, cercanía y seguridad de la Guardia Civil" y les reconoció los riesgos que existen, enumerando todos los ámbitos en los que se circunscriben, entre ellos Cataluña, Gibraltar, Ceuta y Melilla, el mundo rural, la violencia machista o la carretera, entre otras. 

Por ello también pronunció la equiparación salarial como agradecimiento de toda la sociedad al Cuerpo, siempre "fiel a su debe, sabiendo responder ante los retos y circunstancias extraordinarias". Entre ellos se encuentra el terrorismo de ETA, cuando se cumplen también 50 años de su nacimiento con el asesinato de José Pardines, el primer guardia civil. "ETA ha sido derrotada por el Estado de Derecho. En memoria de las víctimas debemos ganar el relato y ahí tienen un papel central la generosidad de las víctimas frente a la sinrazón de los verdugos", afirmó. 

Para concluir, centró el discurso en su propia persona para asegurar que hay "un ministro que trata de escuchar para dar respuesta a las necesidades. Aquí estoy y seguiré estando", comentó para despedirse no sin antes felicitar a los condecorados y acordarse de los caídos. Culminó con el triple grito ensalzando a España, el Rey y la Guardia Civil. 

Comentarios