Nuevo juicio para un ladrón por robar en el interior de coches aparcados en la ciudad

Nuevo juicio para un ladrón por robar en el interior de coches aparcados en la ciudad

En su análisis, el ADN deparó que la sangre pertenecía al perfil genético de J.G.R., que ya ha sido juzgado por protagonizar otros robos en el interior de vehículos estacionados en la ciudad.En la vista, el fiscal ha señalado que, pese a que no hubo testigos presenciales de los hechos, el dueño del coche manifestó que esa bolsa se encontraba inicialmente en el maletero, por lo que el acusado pudo presuntamente fracturar la ventana, cortarse y luego sacar la bolsa del maletero.J.G.R., que se encuentra en prisión, ya fue juzgado en la mañana del día 3 de octubre, por un presunto delito de robo con fuerza.

Un hombre de iniciales J.G.R., conocido en círculos policiales por haber sido arrestado en varias ocasiones por presuntamente cometer robos en el interior de coches aparcados, ha vuelto a pasar en la mañana de este lunes, 8 de octubre, por los juzgados de la plaza de Colón, acusado de un nuevo robo con fuerza. 

En este caso, los hechos que se le imputan a J.G.R. tuvieron lugar en 2017, cuando fue localizado un vehículo de matrícula alemana, que allí se encontraba aparcado, y que tenía un cristal de la ventanilla fracturada. En la inspección realizada en el interior por la Policía, los agentes encontraron una bolsa con restos de sangre. En su análisis, el ADN deparó que la sangre pertenecía al perfil genético de J.G.R., que ya ha sido juzgado por protagonizar otros robos en el interior de vehículos estacionados en la ciudad.

En la vista, el fiscal ha señalado que, pese a que no hubo testigos presenciales de los hechos, el dueño del coche manifestó que esa bolsa se encontraba inicialmente en el maletero, por lo que el acusado pudo presuntamente fracturar la ventana, cortarse y luego sacar la bolsa del maletero.

J.G.R., que se encuentra en prisión, ya fue juzgado en la mañana del día 3 de octubre, por un presunto delito de robo con fuerza. Después de que en julio de 2017 fuera arrestado por una patrulla de la Policia Local tras haber robado en el interior de un coche aparcado en la calle Batuecas, en compañía de su pareja.

Según aseguró el acusado, él se encontraba en el lugar de los hechos junto a su pareja, pero fue ella la que llevó a cabo el robo. Sin embargo, explicó a la juez que en su primera declaración en fase de instrucción, se “inculpó” para que su pareja, que padecía “toxoplasmosis cerebral, una grave enfermedad”, no ingresara en prisión. La mujer falleció poco después de los hechos.

El juicio quedó visto para sentencia con la petición de dos años de prisión por parte del fiscal, que pese a lo declarado por el acusado le considera autor de un delito de robo con fuerza por cooperación necesaria y vigilancia.

Comentarios
Lo más