​La Universidad de Salamanca accede al Patronato del Instituto Cervantes

Edificio donde se encuentra el Instituto Cervantes
​La Universidad de Salamanca accede al Patronato del Instituto Cervantes

El rector Ricardo Rivero ha asistido a la reunión institucional del Patronato presidida por el Rey Felipe VI. En los últimos doce meses, el Cervantes ha realizado casi 120.000 exámenes para obtener los certificados DELE y SIELE

La Universidad de Salamanca se ha incorporado al Patronato del Instituto Cervantes, un nombramiento que hizo público el pasado viernes el Consejo de Ministros, quien también anunció la incorporación de otros once patronos, entre los que se encuentra la Universidad Nacional de México (UNAM), representada por su rector Enrique Graue, y la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) a través de su presidente, Roberto Fernández, rector a su vez de la Universidad de Lérida.

Junto a ellos, acceden también al Patronato la poetisa malagueña María Victoria Atencia, galardonada con el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en el año 2014, la profesora de Arte Estrella de Diego, el director teatral José Carlos Plaza, la escritora colombiana Piedad Bonnett, el cineasta Mariano Barroso o los artistas Joan Manuel Serrat y Ricardo Darín, entre otras personalidades.

En esa nueva condición de patrono, el rector Ricardo Rivero ha asistido este lunes a la reunión anual del Patronato. Presidida por el Rey Felipe VI, ha contado con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; los ministros de Educación y Cultura, Isabel Celaá y José Guirao, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional, Juan Pablo de Laiglesia. A esa reunión inicial ha acudido, además, varios escritores galardonados con el Premio Cervantes.

Más de dos décadas de próspera relación

La relación entre la Universidad de Salamanca y el Instituto Cervantes se remonta a los años 90 del siglo pasado, cuando el Estudio salmantino comenzó a preparar y corregir los exámenes para la obtención de los diplomas de español DELE, títulos oficiales acreditativos del grado de competencia y dominio del idioma español, que otorga el Instituto Cervantes en nombre del Ministerio de Educación y Formación Profesional de España. La colaboración implicaba, además, la formación en las aulas de la USAL de profesores y examinadores. En la actualidad un total de 1.050 centros examinadores del DELE se reparten por 120 países.

Desde ese instante, los caminos de ambas instituciones transitan paralelos e, incluso, el presidente del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, ha llegado a ser investido doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca, de la que es catedrático emérito de Literatura Española.

Ese honor, compartido en 2016 con José Narro, rector en aquel momento de la Universidad Autónoma de México, reconocía al impulso y colaboración desarrollada en la creación del Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española (SIELE), un servicio de evaluación y certificación del grado de dominio del español a través de medios electrónicos dirigido a estudiantes y profesionales de los cinco continentes.

Al estar promovido por el Instituto Cervantes, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad de Salamanca (USAL) y la Universidad de Buenos Aires (UBA), el SIELE garantiza estándares de calidad y de buenas prácticas en la elaboración de las pruebas.

Asimismo, más de 80 instituciones asociadas en más de 20 países de Iberoamérica con implicación activa en SIELE, que colaboran en la investigación de la enseñanza del español, respaldan la calidad del contenido y aportan materiales didácticos innovadores por lo que la garantía se extiende al uso de distintas variedades lingüísticas del mundo hispánico.

Proyección internacional y obtención de certificados DELE y SIELE

En los instantes previos a la celebración del Patronato, el director del Instituto, Luis García Montero, presentó ante los medios de comunicación el balance de la última anualidad y las próximas líneas de actuación del Cervantes, que pasan por la apertura de nuevas sedes –cuenta en la actualidad con representación en 87 ciudades- y el establecimiento de nuevas vías de colaboración con Iberoamérica, entre otras.

Entre los datos destacados de los últimos doce meses, llaman la atención las 109.350 candidaturas al diploma DELE y los 8.000 exámenes realizados en medio centenar de países para obtener el certificado SIELE. Hoy por hoy, 75 universidades de 22 países están asociadas a este método acreditativo.

Comentarios
Lo más