PROYECCIÓN DE LA POBLACIÓN

Las muertes siguen duplicando al número de nacimientos y aumenta progresivamente la distancia entre ellas

Las muertes siguen duplicando al número de nacimientos y aumenta progresivamente la distancia entre ellas

Esta diferencia se acrecienta pese a que tanto el número defunciones como el de alumbramientos disminuye año a año, según las previsiones del INE

El más que comentado problema de la despoblación que sufre la provincia salmantina, como el resto de la comunidad, encuentra una de sus principales causas en el envejecimiento de la población. Basta con fijarse en la diferencia entre defunciones y nacimientos para corroborar esta problemática y es que desde hace 30 años Salamanca vive más muertes que alumbramientos.

La provincia perderá en los próximos quince años casi 30.000 habitantes, según la Proyección de la Población publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que también pone de manifiesto que el número de muertes seguirá duplicando al de nacimientos y la diferencia entre ellos aumenta poco a poco.

Desde 1988, en Salamanca hay más muertes que nacimientos. Pero, según el INE, esa tendencia va aumentarse de manera significativa en los próximos años, hasta el punto de que en 2030 habrá en la provincia charra más del doble de muertes que de nacimientos.

Según el INE, este 2018 habrá un 108% más de fallecimientos que de alumbramientos, mientras que dentro de diez años este porcentaje aumentará hasta el 123,39% cifra que prácticamente se mantendrá en 2032 cuando, con 1.756 nacimientos y 3.897 defunciones, se situará, previsiblemente, en el 121,92%.

Esta situación se produce a pesar de que tanto el número de defunciones como el de nacimientos disminuirá progresivamente en los próximos años. De hecho, el INE estima que en el 2.032 se produzcan una veintena de alumbramientos menos en la provincia y que el número de muertes se reducirá en 213.

Comentarios
Lo más