SALUD

Un estudio evidencia que comer un huevo al día no provoca efectos negativos en la salud ni reduce la supervivencia

Un estudio evidencia que comer un huevo al día no provoca efectos negativos en la salud ni reduce la supervivencia

El estudio ha sido llevado a cabo durante dos años con hombres y mujeres entre 29 y 69 años

El consumo moderado de huevos, hasta un huevo al día, no provoca efectos negativos en la salud ni reduce la supervivencia, por lo que se pueden incluir en una dieta saludable, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado por un equipo de investigación encabezado por el investigador del grupo de Nutrición y Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL), Raúl Zamora Ros.

El trabajo, que ha contado con la colaboración de cinco prestigiosos centros más de Epidemiología y Salud Pública de todo el Estado liderados por el jefe de la Unidad de Nutrición y Cáncer del Instituto Catalán de Oncología (ICO), Antonio Agudo, y que ha sido publicado en la revista 'European Journal of Nutrition', ha recibido el premio de investigación de 2016 del Instituto de Estudios del Huevo y fue llevado a cabo de forma independiente por el equipo de investigación durante los siguientes 2 años.

"Este estudio permite recomendar a la población general el consumo moderado de huevo, hasta 1 huevo al día, dentro de una dieta variada y saludable, como podría ser la dieta mediterránea. No hemos podido investigar consumos superiores; sin embargo, sería interesante poder repetir el estudio en otras poblaciones y hacer un meta-análisis con toda la evidencia que hay hasta ahora, para confirmar nuestros resultados", ha explicado Zamora Ros.

En concreto, el trabajo se ha llevado a cabo en la cohorte EPIC-España de más de 40.000 hombres y mujeres con edades comprendidas entre 29 y 69 años, provenientes de las provincias de Asturias, Granada, Guipúzcoa, Murcia y Navarra, reclutadas entre 1992 y 1996 y seguidas hasta 2011-2013 dependiendo de cada centro.

Todos los participantes del estudio eran personas sanas, mayoritariamente donantes de sangre, y dieron su consentimiento para participar en este estudio. Por otro lado, los investigadores pudieron obtener la fecha y causa del fallecimiento de los participantes fallecidos durante el seguimiento gracias al Instituto Nacional de Estadística.

En cuanto al consumo de huevos de cada participante se estimó gracias a un cuestionario de la dieta realizado durante una entrevista personal al inicio del estudio. Así, durante los 18 años de seguimiento, se pudieron observar 3.561 defunciones de las cuales 1.694 fueron a causa del cáncer, 761 de enfermedades cardiovasculares y 870 debido a otros factores.

El consumo medio de huevos de los participantes fue de alrededor de medio huevo diario (22 gramos/día en mujeres y 31 gramos/día en hombres), considerando que un huevo estándar pesa aproximadamente 50 gramos (su porción comestible). El porcentaje de participantes que no consumían huevo fue sólo del 5 por ciento y el porcentaje de los que comían más de un huevo al día (50 gramos/día) fue menor al 10 por ciento.

De esta forma, los científicos no observaron ninguna diferencia significativa en la supervivencia total (ni por cáncer ni por enfermedad cardiovascular) entre los consumidores más elevados de huevo. No obstante, los científicos han comentado que en próximas fases del estudio, sin embargo, sería interesante investigar la asociación entre el consumo de huevo y el riesgo de sufrir enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson o el Alzheimer, ya que nuestros resultados sugieren una posible asociación protectora con la mortalidad debida a estas enfermedades.


Comentarios
Lo más