Jóvenes de Aspace disfrutan de una jornada de terapia asistida con perros

Jóvenes de Aspace disfrutan de una jornada de terapia asistida con perros

Estaba diseñada para promover las habilidades sociales y de la vida cotidiana de las personas con discapacidad

Hasta 16 jóvenes afectados por parálisis cerebral, usuarios habituales del centro La Cantera de Aspace, han disfrutado de una jornada de terapia asistida con animales en el Centro de Educación Canina REC, único en Salamanca acreditado por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales. 

Así lo atestigua la propia asociación, que refleja la importancia del perro como terapeuta para las intervenciones asistidas de los tratamientos rehabilitadores en personas de cualquier edad con discapacidad intelectual, física o en riesgo de exclusión social. 

Las interacciones con canes especialmente entrenados para ello han demostrado aportar grandes beneficios en personas dependientes, ayudando en la mejora de sus habilidades sociales y de la vida cotidiana.

De esta manera, acompañados por unas terapeutas muy especiales de cuatro patas, las perras de asistencia Dos, Syn y Hen, entrenadas específicamente para la intervención asistida a personas, participaron junto a los chicos de Aspace y sus monitores en variados talleres enmarcados en la rutina diaria de trabajo que desde la asociación pautan para estimular las capacidades cognitiva y emocional de sus usuarios.

Así, las instalaciones del centro acogieron la realización de actividades de estimulación sensorial asistida con animales en sus espacios de exterior y en las aulas con el fin de motivar al usuario a trabajar a nivel emocional, psicomotriz, cognitivo y comunicativo a través de la interacción, en este caso, con un perro guiado por su adiestrador. Para ello, al can se le pide una acción determinada que origine un estímulo en la persona a través de la realización de sencillos ejercicios con el animal o de tareas como el cepillado u otras acciones que requieran de un contacto físico entre ambos.

Concretamente, en la sesión llevada a cabo por los perros de REC con los chicos de Aspace se trabajó en la enseñanza de conceptos como los colores o en la identificación de parejas de objetos iguales, entre otras actividades que consiguieron captar la concentración y atención de los jóvenes de manera asombrosa.

Agility para trabajar la capacidad motora y de coordinación

Sin apenas esfuerzo, también tuvieron ocasión de disfrutar trabajando su capacidad motora y de coordinación haciendo una pista de 'agility', modalidad deportiva canina donde un guía dirige a un perro sobre una serie de obstáculos con el objetivo de sortearlos sin cometer penalizaciones en el menor tiempo posible.

La actividad mostró, además del tándem perfecto que pueden llegar a formar perros y jóvenes, las bondades del deporte, y de éste especialmente, como parte de la terapia de rehabilitación. Sorprendiendo, a su vez, tanto a los monitores como a las adiestradoras, la facilidad de los chicos para interactuar y relacionarse con los canes con la dificultad añadida de: sincronización de las señales de salto, guiado por el recorrido y la necesidad de reforzar positivamente la actividad para el perro por medio de lanzamiento de pelotas en cada ejecución de pista. 

En definitiva, una terapéutica jornada para 16 jóvenes que irradiaban risas, sonrisas y felicidad que finalizó, tras una comida campestre, con una visita a la zona de residencia canina del centro donde pudieron aprender sobre los cuidados básicos del perro y las principales diferencias entre razas y sus necesidades.

Comentarios
Lo más