Dos jóvenes se acusan mutuamente de agredirse con un estilete y unas tijeras tras años de enemistad entre sus familias

Dos jóvenes se acusan mutuamente de agredirse con un estilete y unas tijeras tras años de enemistad entre sus familias
Dos jóvenes se acusan mutuamente de agredirse con un estilete y unas tijeras tras años de enemistad entre sus familias

Los hechos tuvieron lugar el 3 de junio de 2016, cuando los dos jóvenes comenzaron una refriega en un inmueble de la calle Pierre Werner del barrio del Zurguén

Dos jóvenes de iniciales D.R.H. y A.G.M.T. se han sentado en la mañana de este miércoles, 24 de octubre, en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca, acusados de sendos delitos de lesiones, después de que presuntamente protagonizaran una pelea en la puerta del edificio en el que ambos viven con sus respectivas familias, sufriendo uno de ellos heridas con un objeto punzante que a lo largo del juicio no ha quedado acreditado si se trataba de un estilete, unas tijeras de electricista o un destornillador.

Los hechos tuvieron lugar el 3 de junio de 2016, cuando los dos jóvenes comenzaron una refriega en un inmueble de la calle Pierre Werner del barrio del Zurguén. Sobre las 14:15 horas, A.G.M.T. se encontró con D.R.H. y, fruto de la mala relación que vienen manteniendo desde hace al menos seis años sus familias, se pegaron. 

"Yo me disponía a salir a la calle y a marcharme con la moto, pero me encontré con él y me sacó un estilete con el que me amenazó, diciéndome que me iba a "hacer sangrar", por lo que intercepté su ataque y forcejeamos, luego me fui", ha contado al juez D.R.H.. El joven ha indicado que posteriormente se fue a casa de un amigo a Mozárbez y allí supo que la Policía había establecido un dispositivo de búsqueda para encontrarle, por lo que "mi amigo me dijo que me entregara en Comisaría y además me dio un destornillador por si me encontraba de nuevo con mi agresor o con su hermano", ha indicado.

Curiosamente, cuando el amigo de D.R.H. ha comparecido como testigo ante el juez, ha negado que le dijera al acusado que se entregara, y tampoc que le proporcionara un destornillador, que es el utensilio que portaba el joven acusado cuando fue arrestado por la Policía.

Por su parte, el otro acusado, A.G.M.T., ha explicado una versión diferente de la pelea, señalando que fue D.R.H. el que generó el encontronazo y le atacó "con unas tijeras de electricista de mango negro", hiriéndole en la cabeza y en la nuca. En su caso, el joven requirió traslado al Hospital para ser atendido por las heridas, que precisaron puntos de sutura. A la pregunta de si él llevaba un estilete, el joven ha señalado que "no llevaba nada porque venía de clase, sólo las llaves de casa". 

En el juicio también ha intervenido como acusado el hermano de A.G.M.T., que comparte iniciales con su hermano, y al que acusaba la defensa de D.R.H. de proferir amenazas de muerte con él, aunque la representante del Ministerio Fiscal ha rechazado realizar denuncia formal contra él.

Finalmente, el juicio ha concluido con la petición inicial de penas tanto de la fiscal como de las partes en litigio. Así, D.R.H. se enfrenta a ocho meses de prisión y A.G.M.T. a una multa de 360 euros. Mientras que las respectivas defensas solicitan la absolución de cada representado y la condena del contrario.

Comentarios
Lo más