DÍA DE TODOS LOS SANTOS

Las incineraciones y los ‘homenajes a la vida’ laicos ganan terreno a las inhumaciones y funerales religiosos

Las incineraciones y los ‘homenajes a la vida’ laicos ganan terreno a las inhumaciones y funerales religiosos

En el caso de las incineraciones llegan al porcentaje del 40% del total frente al 60% de las inhumaciones. Es una cifra superior a la de Salamanca capital, donde solo se practican un 25% de las incineraciones. En el caso de los actos de despedida, aunque siguen predominando con diferencia los actos religiosos, los civiles cada vez pisan más fuerte

En pleno año 2018 la tradición religiosa sigue teniendo un peso fundamental a la hora de despedir a un ser querido. Sin embargo, tal y como indica la última Radiografía del Sector Funerario publicada, en 2016 las incineraciones supusieron un 40,33% del total frente al 59,67% de inhumaciones. La diferencia con el año anterior es considerable, ya que en 2015 las incineraciones solo suponían el 36,25%, por lo que se constata como una tendencia al alza cada vez más presente en la sociedad.

Así lo confirma también el director de la funeraria Albia Salamanca, Alberto Blanco, quien asegura que mientras hace años todo pasaba por la Iglesia, “se nota más el cambio de personas que no quieren servicios religiosos”. Por su parte, también cifra el porcentaje en un 60% de inhumaciones frente al 40% de incineraciones.

El parque Cementerio de Salamanca explica a SALAMANCA24HORAS que, a pesar de que la media nacional de incineraciones sí ronda ese 40% -lo cifran en un 38%-, en Salamanca, la cifra es inferior: en la capital solo optan por esa alternativa el 25%.

Esta tendencia también se ha visto reflejada en el último adiós a los seres queridos, ya que para aquellos que prefieren una ceremonia laica, se ofrece un homenaje a la vida que puede ser de distintas maneras. Así, algunas familias optan por un acto en el que las personas más cercanas hablan del fallecido y otras optan por no celebrar ningún tipo de acto.

A pesar de que el porcentaje en este caso se declina claramente hacia los funerales religiosos, Alberto Blanco cifra en un 10% del total los que eligen nuevas formas, un porcentaje que, a pesar de ser mínimo, acredita los indicios de esta tendencia.

Nuevas formas de despedir a un ser querido

A pesar de que no podemos hablar de 'modas' en los servicios funerarios, sí han cambiado algunas costumbres con el paso del tiempo. Por ejemplo, los recordatorios en los que se conmemora con unas palabras de cariño al fallecido, y que se solían repartir a aquellos que se acercaban a dar el pésame, ya no están a la orden del día. Al igual que celebrar el velatorio en la casa familiar, una práctica que se llevaba a cabo antaño y actualmente está prohibida por los riesgos sanitarios.

Por el contrario, hay algunas innovaciones en el sector que cada vez toman más peso. Es el caso de la utilización de las salas de velatorio que es una práctica relativamente reciente desde los años 80, tal y como explica el director del parque Cementerio de Salamanca, Carlos Muñoz.

También es el caso de los mencionados homenajes a la vida, las urnas biodegradables, o las joyas en las que guardar parte de las cenizas del ser querido para aquellos que lo quieran llevar siempre consigo, una llamativa tendencia que, sin embargo, cada vez toma más peso en Salamanca.

Tal y como explica Muñoz, se trata de un sector que "ha experimentado una importante transformación en los últimos años, convirtiéndose en un mercado cada vez más consolidado, moderno y profesionalizado, en el que la mujer está adquiriendo un papel cada vez más importante".

Comentarios
Lo más