El instituto Leonardo da Vinci participan en el programa 'Recuperación de pueblos abandonados' en Búbal

El instituto Leonardo da Vinci participan en el programa 'Recuperación de pueblos abandonados' en Búbal

Lo hicieron junto a otro grupo del IES 'Gonzalo Torrente Ballester' de la localidad cacereña de Miajadas del pasado 28 de octubre al 3 de noviembre

La pasada semana, del 28 de octubre al 3 de noviembre, un grupo de alumnos de Primero de Bachillerato del IES 'Leonardo da Vinci' de Alba de Tormes, junto a otro grupo del IES 'Gonzalo Torrente Ballester' de la localidad cacereña de Miajadas, han participado en Búbal (Huesca), en el programa 'Recuperación y utilización educativa de pueblos abandonados'. 

Se trata de un proyecto educativo complementario a la educación en las aulas, que pretende que los alumnos conozcan y valoren la riqueza y diversidad del patrimonio natural, social y cultural de nuestro país. Este programa es convocado por el Ministerio de Educación y se lleva a cabo en tres pueblos recuperados, Búbal (Huesca), Granadilla (Cáceres) y Umbralejo (Guadalajara).

Búbal es un pequeño pueblo situado en pleno Pirineo de Huesca, en el valle de Tena. Fue abandonado definitivamente en 1968 al quedar sus tierras de cultivo cubiertas por el pantano de Búbal. Desde 1984 en que empezó este programa, Búbal ha sido recuperado y rehabilitado, conservando las características propias de la arquitectura tradicional del Valle de Tena, convirtiéndose en un centro educativo donde en turnos de una semana comparten estancia alumnos de dos centros educativos de diferentes puntos de España. Las actividades son desarrolladas por un equipo de educadores apoyados por personal de servicios y por una auxiliar de conversación en inglés. Cada grupo es acompañado también por dos profesores de cada instituto que desarrollan su propio proyecto.

Las actividades realizadas están relacionadas con las formas de vida tradicionales de la zona, y consisten en trabajos durante la mañana llamados 'tajos', donde se atendían huertos, invernadero, animales (conejos, gallinas, cerdos, ovejas), elaboración de compost, cortar leña, pequeñas tareas de reconstrucción, recogida de datos meteorológicos, mantenimiento de la depuradora, etc. 

Se han realizado numerosos talleres; fabricación de cajas nido, cocina tradicional, danzas y folclore, elaboración de cacao para los labios y cremas a partir de plantas, tejer prendas de lana, etc. También se han realizado excursiones por los alrededores. Cada centro además ha desarrollado diariamente actividades diseñadas por sus profesores, y se han centrado en el estudio de los suelos de Búbal. Cada día terminaba con actividades de animación.

Este programa pretende favorecer en los alumnos actitudes positivas, de cooperación y tolerancia, fomentar el sentido de la iniciativa y el sentido crítico, la responsabilidad y autonomía personal, así como propiciar situaciones de aprendizaje y relación diferentes a las que pueden conseguirse en el aula.

Comentarios
Lo más