Sobre ‘Asesinato en la Universidad’: “Nadie puede negar que con anacronismos o coches en calles peatonales, la ciudad lució”

Sobre ‘Asesinato en la Universidad’: “Nadie puede negar que con anacronismos o coches en calles peatonales, la ciudad lució”

La valoración de la Universidad de Salamanca y del Ayuntamiento es positiva, aseguran que más allá de los comentarios sobre el argumento de la película, el objetivo de mostrar la ciudad se vio cumplido

El pasado jueves, 1 de noviembre, Televisión Española emitió ‘Asesinato en la Universidad’, la película ambientada en la Salamanca del Siglo de Oro y en la actual. Un estreno que, a pesar de cosechar una audiencia de 1.611.000 espectadores y de ser la segunda opción más elegida, tuvo varias críticas en las redes sociales por su argumento.

Por ello, este lunes tanto el vicerrector de la Universidad de Salamanca, Enrique Cabero, como el concejal de Cultura del Ayuntamiento, Julio López Revuelta, daban su valoración de la película.

Así, Cabero hacía una valoración positiva, asegurando que la película fue una plataforma excelente para dar a conocer Salamanca y su universidad, “más allá de los comentarios, especialmente si es una producción de televisión”.

Añadía que al tratarse de una película de ficción, la Oficina del VIII Centenario no quiso influir en los detalles internos, por ello se pueden ver algunos espacios que en esa época aún no existían, como el Patio de Escuelas o la Biblioteca.

Julio López, por su parte, rebatía a los “indignados” afirmando que es precisamente el hecho de que haya sido una película de entretenimiento y no un documental el factor que ha conseguido esa audiencia, y el que objetivo se cumplió: “Nadie puede negar que con anacronismos o coches en calles no peatonales, la ciudad lució”.

El Consistorio hizo una aportación de 80.000 euros a la producción para aumentar el número de planos en Salamanca y que, se han gastado en la ciudad. La Universidad, por su parte, se encargó de parte del apoyo logístico: “Fue un esfuerzo muy grande porque ha sido un año de muchos rodajes. Había momentos que parecía más un estudio de Hollywood que una universidad”, apuntaba Cabero.

Comentarios