Tenso debate por "la defensa del Estado Constitucional" con acusaciones mutuas de "antidemócratas"

El portavoz municipal, Fernando Rodríguez.
Tenso debate por "la defensa del Estado Constitucional" con acusaciones mutuas de "antidemócratas"

Las dos mociones que llevó al pleno Municipal el Partido Popular fueron destinadas a la "restitución a la Generalidad de Cataluña de los documentos incautados con motivo de la Guerra Civil" y "para recuperar el espíritu de concordia y reconciliación que presidió la transición española y la defensa de la unidad de España", ambas aprobadas con los votos a favor de PP y Ciudadanos y, en el caso de la primera, con el único voto en contra del PSOE. Varias acusaciones en un tenso debate

El Grupo Municipal Popular, como ya anunció el miércoles en rueda de prensa, llevó al Pleno de este viernes dos mociones en torno a la "defensa del Estado Constitucional". Una moción que fue aprobada con los votos favorables de PP y Ciudadanos y el único voto en contra del PSOE. 

Así, comenzaron con la exigencia del “cumplimiento de la Ley 21/2005, de 17 de noviembre, de restitución a la generalidad de Cataluña de los documentos incautados con motivo de la Guierra Civil custodiados en el Archivo General de la Guerra Civil española, y de creación del Centro Documental de la memoria histórica”.

Así, propusieron instar al Ministerio de Cultura a rechazar nuevas peticiones de restituir nuevos documentos del Centro Documental de la Memoria Histórica a la Generalitat de Cataluña, así como a la devolución al Centro de Salamanca de todos los documentos que no hayan sido entregados a sus titulares legítimos.

Hasta este punto, la moción comparte objetivos con la que presenta Ciudadanos hasta que, de hecho, se debatieron conjuntamente. La ampliación de la moción contempla instar al Ministerio de Cultura a desarrollar un Plan para el impulso del Centro Documental de la Memoria Histórica, “convirtiendo el Centro en una referencia nacional para la concordia y convivencia en democracia, y adaptando la denominación del mismo al objetivo señalado”.

Sobre ello, el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González Bueno, también quiso mostrar el apoyo al Archivo y a las leyes, su compromiso con ello y pidió el favor del Pleno para exigir la actuación contra la Generalitat por parte del Ministerio en este tema, así como requerirle de abstener de realizar nuevas entregas. 

Ganemos, en boca de su portavoz, Virginia Carrera, sin embargo, hizo referencia al interés del Archivo y consideró que "sería estupendo que llegaran nuevos fondos". "Nos agrada que el PP muestre interés por los archivos pero nos llama la atención por el interés del propio archivo cuando la página web está vacía de contenido". De hecho, avanzó que no se iba a apoyar ya que referenció que esta hace "referencia a una decisión política" y muestra a Salamanca "como una ciudad intolerante". Así, espetó a PP y Ciudadanos que se dedicaran a la política local y no a "demostrar quién es el más referente de la extrema derecha". 

Arturo Santos, por parte del PSOE, también acusó al PP de aparecer y desaparecer en esta cuestión "siempre en función de sus intereses". "Muy mal tienen que estar para recuperar un debate que no existe", comentó. Defendió, así, el Archivo y el Centro, y consideró que se necesitan medios y trabajadores suficientes, así como un presupuesto acorde a ello. "La solución definitiva viene de la mano del cumplimiento de la Ley impulsada por el PSOE. Lo que no contribuye al desarrollo del centro es la búsqueda del enfrentamiento y el odio que solo busca réditos electorales". 

A ello respondió González Bueno, mostrando el interés de la moción y afeando el "cinismo" y la "superioridad moral" de Virginia Carrera, que "acostumbra llamar a extrema derecha siempre que no le dan la razón". Sobre el PSOE, comentó que "Pedro Sánchez ha debido dar instrucciones para que abandonen la coherencia. Todo sea por mantener al okupa de Moncloa atrincherado en el Palacio".

Fernando Rodríguez, mientras, acusó al PSOE de mentir en varias ocasiones en torno al Archivo, con apoyos a esta petición que ahora rechazan. "¿Quieren que creamos al PSOE de Pedro Sánchez que hizo una moción de censura para convocar elecciones? ¿A un Gobierno que consideran provocadores a los que se concentran en Alsasua a favor de la Guardia Civil y no repulsan a los que les tiran piedras?". 

Posición en defensa de la Constitución

La segunda moción, por su parte, irá dirigida a “recuperar el espíritu de concordia y reconciliación que presidió la transición española y la defensa de la unidad de España”. La moción incluirá la reivindicación de la Transición española, la defensa de los símbolos españoles, la defensa de la monarquía parlamentaria, del español como lengua vehicular y común de la enseñanza en todas las CCAA respetando siempre la existencia de las lenguas cooficiales reconocidas “pero sin que dichas lenguas sean impuestas”.

También contempla el apoyo a la aplicación del artículo 155 “para frenar el desafío independentista catalán” y el rechazo a la propuesta de Unidos Podemos “que pretende derogar los delitos de enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona, ofensa a los sentimientos religiosos, y ultraje a España”.

Ganemos afeó esta moción por considerarla electoralista y hablar de concordia por parte de un partido "que está generando mayor crispación según el CIS". "Ahora que han perdido el poder, quieren incendiarlo", comentó, acusando incluso al PP de no respetar los derechos fundamentales. "No son demócratas. Solo intentan mantener la crispación, quédense con su odio. Nosotros estamos por la negociación y el diálogo". 

Ciudadanos, en cambio, la consideró "oportuna y necesaria", haciendo alusión a la Transición, cuando "fuimos un faro para el mundo gracias a la izquierda, la que mayores sacrificios hizo". Por eso, comentó, se mostró molesto en que se diga "que hemos ido a provocar por manifestarnos con la seña de identidad de los españoles. ¿Provocamos en una bella localidad tomada por radicales donde nos recibieron a insultos y pedradas?", dijo. De hecho, respondiendo a Ganemos, también les acusó de no ser demócratas por acusarles de ser "herederos del Franquismo, por sus campañas de acoso en redes sociales o medios de comunicación" o porque "les gustaría que un político no pudiera tomarse una copa tranquilo en un bar". Al PSOE, además, les pidió que volvieran a lo que fueron porque "España les necesita". 

El portavoz socialista, José Luis Mateos, en un tono más moderado, se mostró orgulloso de la Transición y consideró que parte de los políticos no son herederos de esta debido a la falta de diálogo y acuerdos. "Los políticos de la Transición no hubiera presentado esta moción. Las dictaduras también se consideran Estado de Derecho, y ustedes le han quitado social y democrático. Soy una persona de ley y orden, pero no de mano dura, sino democrática como defensa de los más débiles, en beneficio del pueblo", aseveró, antes de enumerar una serie de circunstancias afeando también a la situación popular a nivel nacional. 

Duro también se mostró Julio López, encargado de presentar la moción por parte del Partido Popular, que acusó a la izquierda de sacarle lo peor cuando se "habla de democracia y Constitución". Refirió, así, la reforma del Código Penal en una "posición inaudita". "Lo que pretenden es derribar el muro que tiene la Ley para los tuiteros y raperos que nos insultan a los demócratas". De hecho, consideró que de haberla hecho antes le habría venido "muy bien" a Ganemos ya que "no se sentaría en su bancada un procesado por la Justicia por insultar a la Policía Nacional". "Lo que van a hacer es el perfecto manual del agistador y lo peor es que tienen los votos suficientes para hacerlo". 

Al igual que la anterior moción, esta fue votada a favor por parte de PP y Ciudadanos y en contra el PSOE y Ganemos, por lo que resultó aprobada. 


Comentarios
Lo más