La Hermandad de Jesús Despojado celebra un triduo en honor a María Santísima de la Caridad y del Consuelo

La Hermandad de Jesús Despojado celebra un triduo en honor a María Santísima de la Caridad y del Consuelo

Además, la celebración continuará el sábado, día 10, con el rezo del santo rosario por las calles de la ciudad a las 19:00 horas

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras continúa celebrando en San Sebastián su triduo en honor a María Santísima de la Caridad y del Consuelo. Tras los actos de este miércoles, continúa este jueves, 8 de noviembre, a las 19.30 horas con el rezo del santo rosario.

A continuación, a las 20 horas, tendrá lugar el triduo y la eucaristía. Estará presidido por el reverendo Antonio Matilla, párroco de la Unidad Pastoral del centro histórico y canónigo de la SIB Catedral.

Estos actos volverán a repetirse a las mismas horas este viernes, 9 de noviembre. En esta ocasión preside el reverendo Isidro Núñez Gómez, del colegio San Jerónimo de Alba de Tormes y de la Parroquia Nuestra Señora de los Dolores.

Además, la celebración continuará el sábado, día 10, con el rezo del santo rosario por las calles de la ciudad a las 19:00 horas. El Rosario de la Caridad se lleva celebrando todos los años desde la llegada de la Virgen. A lo largo de estos años se ha celebrado de diferentes formas pero con una misma intencionalidad que es poder a través de María iluminar situaciones concretas donde es necesario la Caridad, el amor de Dios y el consuelo de la Madre.

También es un momento de ser altavoz y denuncia de tantas situaciones en las que viven sumidas muchas personas. En este mes de octubre el Papa Francisco ha hecho un llamamiento a todos a rezar el rosario, por ello una de las intenciones del Rosario será́ rezar por el Papa.El recorrido previsto es el siguiente: Parroquia San Sebastián, Plaza de Anaya, Calle Benedicto XVI , Calle Calderón de la Barca , Calle Libreros , Calle Traviesa , Calle Serranos , Plaza San Isidro , Calle Antigua , Rúa Mayor , Plaza Anaya , Parroquia San Sebastián.

Comentarios