La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública acusa al consejero de ser un “mentiroso patológico” con “muchas buenas palabras, pero ninguna mejora”

Diego Cuesta y Regina Moreiro.
La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública acusa al consejero de ser un “mentiroso patológico” con “muchas buenas palabras, pero ninguna mejora”

El colectivo confía en que la séptima Marea Blanca que han convocado para este domingo, 11 de noviembre, “cambie la situación”

La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública ha convocado la séptima Marea Blanca que se celebrará este domingo, 11 de noviembre, a partir de las 12 horas bajo el lema ‘La Sanidad de Salamanca la defendemos entre todos’. Los manifestantes partirán, como en convocatorias anteriores, desde el hospital Virgen de la Vega y llegarán a la Gerencia de Salud de Área, donde leerán un manifiesto.

Así lo han detallado este jueves Diego Cuesta y Regina Moreiro, representantes de la plataforma, donde han puesto de manifiesto los principales problemas que, a su juicio, tiene la Sanidad Pública salmantina y que motivan esta movilización a nivel provincial.

“El consejero es un mentiroso patológico y miente más que habla”, ha criticado Moreiro quien ha subrayado que Antonio María Sáez Aguado “respeta todo, pero no hace nada”. “Muchas buenas palabras, pero ninguna mejora”, ha corroborado Diego Cuesta.

En este sentido Moreiro ha destacado que Salamanca tiene las listas de espera más altas de toda Castilla y León, con un incremento del 10% en todas ellas. Tal y como ha detallado, las urgencias hospitalarias están colapsadas por este motivo y en Urgencias falta personal para atender la demanda existente.

Del mismo modo, ha criticado que en Atención Primaria también hay listas de espera. Según ella, en un mismo consultorio pueden faltar hasta tres médicos y lamenta que los contratos basuras propicien que los médicos no quieran ir a las zonas rurales.

Asimismo, Moreiro ha adelantado que desaparecerá la consulta de foniatría, que ha pasado de tener tres foniatras, ocho logopedas y un psicólogo, a un foniatra y tres logopedas. También se ha referido a la desaparición de la salud bucodental de los barrios para volver a centralizarla en San Juan.

Con respecto al nuevo hospital ha criticado que “parece la obra de El Escorial, no se acaba nunca”. Además, ha recalcado que, aunque haya un nuevo hospital habrá menos camas y ha criticado que aún no se sabe qué va a pasar con el edificio del hospital Clínico.

Por su parte, Cuesta ha insistido en la necesidad de descongestionar las urgencias hospitalarias y de la Atención Primaria, así como de adecuar los recursos humanos a las necesidades reales de la Sanidad. Diego Cuesta espera que esta nueva Marea Blanca “cambie la situación” de la Sanidad salmantina.

Comentarios