INCENDIOS FORESTALES

Disminuyen los incendios por negligencias, pero aumenta ligeramente el grado de intencionalidad

Disminuyen los incendios por negligencias, pero aumenta ligeramente el grado de intencionalidad

Así lo ha destacado el consejero de Fomento y Medio Ambiente quien destaca que el 23% de los fuegos producidos durante esta campaña se debió a negligencias, un 12,5% menos que la media del último decenio, mientras que con un 58,4% incendios intencionados superan ligeramente la media de los últimos diez años

El bajo grado de incendios y de superficie quemada en Castilla y León durante la campaña de incendios forestales de este 2018, no es la única variación con respecto a campañas anteriores. Este año también se ha experimentado un importante descenso en el número de fuegos debidos a negligencias y accidentes, mientras que los provocados de manera intencionada han aumentado ligeramente.

Así se desprende de los datos aportados por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para informar sobre la campaña de incendios forestales de este año, tras finalizar la época de peligro alto. De este modo, tal y como ha explicado, de los 898 incendios forestales producidos en la región hasta el 31 de octubre, el 23%, es decir, 206 de ellos, se han debido a negligencias y accidentes, lo que supone 12,5 puntos menos que la media del último decenio, cuando la cifra ascendía al 35,5%. Esto “indica y apoya nuestra consideración de que hay una mayor concienciación y un mejor uso de las actividades ejercidas en el medio natural”, ha subrayado el consejero.

En cuanto a los incendios intencionados han sufrido un ligero incremento. Suárez-Quiñones ha señalado que la media de los últimos diez años se situaba en un 55,8% y este año ha supuesto un 58,4%, 524 incendios, es decir, un 2,6% más que la media. “Ha habido pocos incendios, pero de los que ha habido, un 58,4% han sido intencionados”, ha subrayado.

Del mismo modo, el consejero ha explicado que, “aunque hubo condiciones climatológicas muy favorables, hubo meses en los que no las hubo” y ha señalado que un total de 93 incendios, un 10,4% del total, fueron originados por causas naturales, fundamentalmente rayos, “casi el doble de la media del decenio que está en el 5,5%”, tal y como ha recalcado. Mientras, el 8,2% restante se debió a causas desconocidas, reproducción o su causa está por determinar.

Además, el oeste de la Comunidad sigue siendo la zona más afectada por los incendios forestales y en la que se concentra el mayor número de incendios y la mayor parte de la superficie quemada. Las provincias más afectadas son Ávila, León, Salamanca y Zamora, que concentran el 75% del total de incendios y el 96% de la superficie quemada.

Frente a estos datos, Suárez-Quiñones ha recordado que es necesario seguir insistiendo en la concienciación de la población a la hora de extremar las precauciones y evitar imprudencias. Asimismo, ha asegurado que “resulta imprescindible la colaboración de la ciudadanía a la hora de identificar, detener y sancionar a las personas que provocan los incendios intencionados”.

Comentarios
Lo más