INCENDIOS FORESTALES

El consejero califica de “excelente” la campaña de este año, con el menor número de incendios forestales desde 1984

El consejero califica de “excelente” la campaña de este año, con el menor número de incendios forestales desde 1984

Según ha detallado Juan Carlos Suárez-Quiñones, hasta el 31 de octubre de este año se han contabilizado 898 incendios forestales en Castilla y León, un 52% menos que la media del último decenio. El 72% de ellos fueron conatos, por lo que únicamente 254 incendios han superado la hectárea de superficie quemada

“Excelente”, así ha calificado la campaña de incendios forestales de 2018 el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para hacer balance de la misma tras finalizar la época de peligro alto.

Así, tal y como ha explicado el consejero, hasta el pasado 31 de octubre se han producido en Castilla y León un total de 898 incendios forestales, la menor cifra registrada en la región desde el año 1984 y que supone un descenso del 52% con respecto a la media del último decenio. Se trata, además, una cifra muy inferior al segundo mejor año de la serie estadística, 2010, cuando se produjeron 1.173 incendios forestales.

El consejero ha recalcado que esta campaña se ha caracterizado por un bajo grado de siniestralidad, así como un bajo número de incendios y de superficie quemada y ha detallado que los tres factores clave que han permitido recoger estos datos son las condiciones climatológicas favorables, una mayor concienciación de la población y la eficaz actuación del operativo de la Junta de Castilla y León.

En este sentido, Suárez-Quiñones ha destacado la rápida y contundente actuación del operativo, que ha permitido sofocar en poco tiempo los fuegos iniciados. Durante la época de peligro alto, no ha habido ningún gran incendio forestal, no llegando el de mayor envergadura a las 150 hectáreas. El 72% de los incendios fueron conatos, por lo que únicamente 254 incendios, el 28%, han superado la hectárea de superficie quemada.

También ha sido la campaña con menor superficie quemada de los últimos 34 años. Así, tal y como ha explicado el consejero, la superficie forestal afectada por los incendios ha sido de 2.730 hectáreas, un 86% menos que la media del último decenio. Además, la superficie arbolada quemada fue de 454 hectáreas, lo que supone un descenso del 91% con respecto a la media del decenio.

Otro de los aspectos más importantes de la temporada de incendios forestales de este año es el escaso número de niveles declarados. En 2018, se han declarado ocho incendios forestales con nivel según Infocal, de los que destacan sólo dos declaraciones de nivel 2: el incendio de Santa Colomba de Curueño, León, en el que se quemaron 645 hectáreas de manera intencionada y que es considerado el único gran incendio forestal de esta campaña; y el nivel 2 declarado por simultaneidad de fuegos en Navaluenga y Casavieja, en Ávila. Tal y como ha destacado el consejero, el de Santa Coloma ha sido el único incendio de más de 500 hectáreas quemadas, cuando la media es unos cinco al año.

Las intensas precipitaciones durante la primavera de este año, muy abundantes durante los meses de marzo y junio, han mantenido el nivel de humedad en suelos y vegetación, compensando el gran desarrollo de vegetación herbácea y han hecho que los fuegos que se han iniciado hayan progresado lentamente. A las precipitaciones se han sumado unas temperaturas frías para la época del año. Sin embargo, los meses de agosto, septiembre y, en menor medida octubre, han sido cálidos, con temperaturas por encima de las habituales y escasas precipitaciones y, aun así, se ha mantenido el bajo número de incendios.

Colaboración con otras administraciones

El operativo ha realizado un total de 1.924 intervenciones en total durante los diez meses que han trascurrido y ha trabajado en coordinación con otras administraciones para sofocar fuegos en otras comunidades autónomas y en Portugal. En total, el operativo autonómico ha intervenido en 33 incendios forestales en otras comunidades y Portugal, 496 incendios no forestales y 497 falsas alarmas.

De forma recíproca, la Comunidad ha contado en dos ocasiones con el apoyo de la Comunidad de Madrid, así como con la colaboración de las diputaciones, mancomunidades y ayuntamientos, mediante los convenios firmados para que sus vehículos colaboren en la lucha contra incendios. En total, este año la Junta ha contado con 94 autobombas conveniadas y las actuaciones preventivas de limpieza de las zonas periurbanas y de transición a la zona forestal y otras labores selvícolas y de desbroce de entornos cercanos a los pueblos en el marco del Plan de Empleo Forestal Local.

Por otro lado, la Administración del Estado también ha colaborado con la Comunidad con la intervención de medios aéreos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 52 ocasiones -5,7 % de los incendios de este año-, la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el incendio de Santa Colomba de Curueño y el Seprona en la investigación de las causas de incendios e identificación de los autores.


Comentarios
Lo más