Salamanca muestra un bello espectáculo de color con la llegada del otoño

Salamanca muestra un bello espectáculo de color con la llegada del otoño

Paisajes color ocre y hojas al viento protagonizan durante estas semanas capital y provincia, dejando un hermoso panorama, con imágenes solo disponibles durante unos días, antes de la llegada del invierno

El otoño ya ha llegado a Salamanca. Desde hace unas semanas tanto la capital como la provincia ofrecen vistas solo disponibles a estas alturas del año. El otoño no solo significa la llegada del frío y la manta. También son los árboles desprendiéndose de sus hojas, las castañas asadas para superar el frío y las setas aflorando en el campo.

Sí hay algo innegable tanto para los amantes como para los haters del frío: las bellas estampas que deja esta época del año. Y es que, después de un verano seco en el que las lluvias han sido contadas, los árboles han empezado a mudar su ropaje con la caída de hojas para dar paso al invierno. Así, se pueden ver por toda la ciudad y provincia montones apilados de los que seguro que más de uno da buena cuenta para jugar.

Estos paisajes dejan fotografías como la del patio de la Hospedería Fonseca de Salamanca, que únicamente durante un par de semanas al año muestra todo un espectáculo de color gracias a su enredadera, que torna sus hojas a un rojo vibrante, que se entremezcla con el verde y el amarillo. Eso sí, si quieren disfrutar de la vista, no tarden en hacer su visita, ya que estas hojas caerán rápido y antes de que llegue el mes de diciembre ya no estarán ahí.

Otoño hospedería fonseca (1)

También hay otros rincones de la capital, que no por ser conocidos, son menos bellos durante esta época del año. El Huerto de Calixto y Melibea, o el parque de los Jesuitas son el perfecto ejemplo de lugares en los que disfrutar de este otoño en Salamanca. No podemos olvidarnos del paseo fluvial ni del camino que recorre los márgenes del río, amparados por árboles que también dejan caer su follaje. Desde ese punto, Salamanca ofrece una estampa otoñal inigualable, con la catedral rodeada de colores rojizos y ocres que dan paso a la entrada del invierno.

Pero si la ciudad muestra pequeñas dosis de otoño, es en la provincia donde está plasmado en todo su esplendor, allí donde se conserva la naturaleza pura sin la mano del hombre. El Camino del Agua, que une Mogarraz y Monforte de la Sierra, es un recorrido moldeado con el paso del agua al que se han sumado unas obras escultóricas que se integran en armonía con el entorno.

No podemos olvidar la Sierra de Francia y sus bosques que, precisamente en esta época del año, ofrecen un espectáculo a la vista excepcional. La Alberca o Candelario son visitas obligadas. San Martín del Castañar dispone de un atractivo turístico interesante, especialmente en esta temporada, gracias a sus ruinas y su zona de rutas con el río a su paso.

A pesar del pequeño tamaño de Salamanca, tanto la ciudad como la provincia siguen y seguirán desvelando secretos para aquellos que se atrevan a conocerla, no solo en sus gentes o su gastronomía, también redescubriendo rincones que toman una belleza especial en esta época del año. 

Photo 2017 01 01 22 03 55

Comentarios
Lo más