Un partido global en una Universidad global: El Boca-River también se disputa en Salamanca

Un partido global en una Universidad global: El Boca-River también se disputa en Salamanca

SALAMANCA24HORAS se propuso esta semana, en los días previos a la histórica final de la Copa Libertadores, localizar a dos argentinos que se encontraran en la USAL y que fueran, uno hincha de River y, el otro, de Boca. El reto fue complicado, pero se logró

Este sábado, 10 de noviembre, los aficionados al fútbol podrán ser testigos de un acontecimiento muy trascendental. A las 21:00 horas comenzará el primer partido de la final de la Copa Libertadores, la Champions League del continente americano, que disputarán por primera vez River Plate y Boca Juniors, los dos gigantes del fútbol argentino. Un partido del tamaño de un Real Madrid-Barça, aunque en este caso siendo vecinos de una de las mayores megalópolis del mundo: la ciudad de Buenos Aires.

Ningún aficionado y medianamente entendido del fútbol puede negar que se trata de un partido global, que traspasa fronteras y cruza océanos. De hecho, la nada habitual hora del partido —se jugará a las 17:00 horas en Argentina— ya indica que será retransmitido en todo el globo. Gustavo Lombardi, Diego Latorre, Walter Silvani, Miguel Ángel Russo, Martín Cardetti o Leo Ramos. El pasado del fútbol salmantino también se mezcló con el ADN del Río de la Plata. Por River Plate han pasado leyendas de la historia del deporte rey, como Amadeo Carrizo, Ángel Labruna, Alfredo Di Stéfano, Norberto Alonso o Enzo Francescoli. Los próceres de Boca Juniros son en su mayoría más contemporáneos, como Blas Giunta, Juan Román Riquelme, Martín Palermo o Carlos Tévez. Aunque claro, el mejor jugador de la historia del fútbol también vistió los colores azul y oro.

Este 2018, la Universidad de Salamanca celebra su VIII Centenario. La institución es tan global como el River-Boca, ya que cuenta con profesores y alumnos llegados de todas partes. Por eso, SALAMANCA24HORAS se propuso esta semana, en los días previos al Superclásico, localizar a dos argentinos que se encontraran en la USAL, y que fueran, uno hincha de River y, el otro, de Boca. El reto fue complicado, pero finalmente se consiguió.

Martín el xeneize y Augusto el millonario

Martín Cuesta, de 47 años, es profesor de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e investigador del CONICET, el CSIC argentino. Durante estos días ha realizado una visita académica a la USAL, en el área de Ciencias Políticas, aunque ha visitado Salamanca, según dice, "más veces de las que puedo recordar". De hecho, realizó su estancia postdoctoral hace años en la Universidad y desde entonces es un asiduo profesor e investigador invitado. Martín, fanático de Boca Juniors, fue localizado en la Facultad de Derecho. 

Boca1

Por su parte, Augusto Salvatto, de 23 años, es prácticamente un recién llegado. Lleva en Salamanca desde el mes de septiembre y cursa el Máster en Estudios Latinoamericanos del Instituto de Iberoamérica, por lo que fue hallado en la Hospedería Fonseca. Tanto Martín como Augusto se encuentran con los nervios a flor de piel, porque la rivalidad es máxima y nadie quiere perder el partido.

"Existe una película muy buena protagonizada por Ricardo Darín que se llama El secreto de sus ojos, en la que uno de los personajes, interpretado por Guillermo Francella, en una secuencia magnífica, afirma que un hombre puede cambiar de casa, de trabajo, de vida o de pareja, pero nunca podrá cambiar de equipo de fútbol", explica el profesor Cuesta. "Esa pasión ejemplifica lo que sentimos los argentinos por nuestro equipo", cuenta.

Martín es del barrio bonaerense de Almagro, cuna del equipo de San Lorenzo, el Ciclón, pero es de Boca por una cuestión familiar. "Mi padrino era de Boca y cuando yo era pequeño, como pasa con todos los niños que se hacen del equipo en ese momento más exitoso, Boca tuvo un equipo impresionante que ganó su primera Libertadores en el 77". Aunque como pasa en muchas casas, tiene unos rivales muy íntimos. "Mi hijo es de River porque mi madre lo era, así que nos gritamos los goles a la cara", ríe.

River1

Augusto, del barrio de Caballito, situado en el centro de Buenos Aires, también hace énfasis en la cuestión familiar. "Al contrario de lo que puede pasar en otras lugares, en los que el territorio hace mucho por definir el equipo del que es la gente; en Buenos Aires influyen mucho los lazos sanguíneos. En mi caso, no conozco a nadie de mi familia que no sea de River".

"Lo primero que le preguntó mi abuelo paterno a mi madre es que si era de River"

Augusto va más allá. "Lo primero que le preguntó mi abuelo paterno a mi madre, cuando la conoció, es que si era de River Plate. Te puedes hacer una idea de cómo afronta mi familia el partido", dice el joven, que esta vez lo vivirá muy lejos de casa. "Lo veré en un bar, aunque soy muy de cábalas (supersticioso) y si voy a un bar y perdemos, la vuelta la voy a tener que ver en mi residencia", cuenta. 

Martín y Augusto confían en la victoria de su equipo, aunque también se deshacen en elogios para el máximo rival. Ambos saben que, de perder, tendrán que aguantar muchas bromas y burlas. "Boca viene de hacerlo muy bien en semifinales, pero es cierto que el River de Marcelo Gallardo juega fantástico. Va a ser complicado aunque somos Boca y tenemos mística copera", dice Martín. "Espero que le vaya bien a River, creo que llega fuerte y en los últimos duelos contra ellos hemos ganado. Va a ser un partido duro, lindo de ver para la gente que no es de ninguno de los dos equipos", exclama Augusto.

Todos los ojos estarán puestos en La Bombonera. Muchos de ellos también desde Salamanca.

ACTUALIZACIÓN

El partido, debido a la incesante lluvia, fue suspendido este sábado y será reprogramado para el domingo (a las 16:00 hora española).

Comentarios