El 36% de los 42.000 diabéticos de Salamanca no se ha sometido nunca a una exploración de fondo de ojo

El 36% de los 42.000 diabéticos de Salamanca no se ha sometido nunca a una exploración de fondo de ojo
El 36% de los 42.000 diabéticos de Salamanca no se ha sometido nunca a una exploración de fondo de ojo

El diagnóstico precoz es vital en enfermedades como la retinopatía diabética, ya que no da síntomas, y cuando se detecta, puede haber ya daños irreversibles en la visión

Coincidiendo con el Día Mundial de la Diabetes, este 14 de noviembre, el Colegio de Ópticos Optometristas de Castilla y León (COOCYL) quiere poner en valor su relevante papel como agentes sanitarios de atención primaria para la detección precoz y el control de esta enfermedad que afecta a unos 42.000 salmantinos, aunque más del 40% no están todavía diagnosticados.

Una "preocupante" realidad que se suma a los alarmantes datos que se dan en nuestro país respecto al porcentaje de pacientes que no se han sometido nunca a una exploración de fondo de ojo: "Que un 26% de pacientes tipo 1 y un 36% de pacientes de tipo 2 no hayan pasado por esta prueba imprescindible para determinar su afección ocular me parece, hasta cierto punto, una irresponsabilidad.

Hay que destacar que la retinopatía es la causa más frecuente de nuevos casos de ceguera en adultos en edad laboral y que, en comparación con la población en general, las personas con diabetes tienen un riesgo 25 veces mayor de sufrir ceguera", explica el delegado de COOCYL en Salamanca, Mariano Luengo.

Sobre todo, porque "cuando la persona desarrolla los síntomas de la retinopatía diabética, con frecuencia ya se han producido daños irreversibles en el ojo, y el pronóstico de que el tratamiento tenga éxito es menor", añade el experto, y califica de "fundamental que las personas con diabetes se revisen los ojos con regularidad, al menos una vez al año, sin esperar a que aparezcan síntomas de enfermedad visual, ya que podría ser demasiado tarde".

Además, más de una tercera parte de las personas que actualmente viven con diabetes tipo 1 y 2 desarrollarán algún tipo de daño en los ojos durante su vida, un contexto en el que los ópticos optometristas "podemos y debemos desempeñar un papel fundamental en el control y en la detección de los signos y síntomas de la enfermedad que nos puedan poner en alerta, y a través de un examen visual más exhaustivo, detectar si existe una disminución de la agudeza visual que pudiera ir acompañada de otras anomalías como drusas o neovasos que impliquen una derivación a su médico de atención primaria u oftalmólogo", asegura Mariano Luengo.

La diabetes es ya considerada una pandemia mundial, de hecho, según el informe más completo de prevalencia en España, el di@bet.es, el 13,8 % de los mayores de 18 años presenta diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5 millones de personas y de éstas, más del 40 % desconocen que presentan la enfermedad.

Debido a la magnitud de esta enfermedad, a su alta morbilidad, a que es silenciosa, en muchos casos asintomática y a que está infra diagnosticada, es imprescindible la implicación de todos los profesionales sanitarios, entre ellos el óptico-optometrista, "para abordarla desde todas las perspectivas, ya que sus posibles complicaciones deben ser tratadas desde un punto de vista multidisciplinar", según destaca, por su parte, la secretaria general de COOCYL, Ana Belén Cisneros.

‘12 meses, 12 cuidados visuales’

La campaña de COOCYL sobre prevención y control de la diabetes forma parte de su nuevo plan de salud visual '12 meses, 12 cuidados visuales', que cada mes lanzará una campaña informativa dirigida de forma específica a aportar pautas de conducta, señales para avanzar en el diagnóstico precoz y opciones de ayuda ante diferentes problemas de salud visual. La campaña se inició el pasado mes de octubre, con motivo del Día Mundial de la Visión y la Optometría.

Comentarios
Lo más