Los procedimientos de mediación y acuerdo reeducativo, consolidados en la convivencia escolar

Los procedimientos de mediación y acuerdo reeducativo, consolidados en la convivencia escolar
Los procedimientos de mediación y acuerdo reeducativo, consolidados en la convivencia escolar

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha presentado este viernes, ante el Observatorio de Castilla y León, los datos de convivencia escolar del curso 2017-2018. Rey ha subrayado que las conclusiones y las propuestas derivadas del estudio sobre el ciberacoso que se ha llevado a cabo en el pasado curso escolar facilitarán la tarea de los centros docentes en la lucha para combatirlo, siendo los procedimientos de mediación y de acuerdo reeducativo llevados a cabo por los centros las medidas idóneas para mejorar las situaciones de convivencia escolar. El consejero ha explicado que con ello se refuerza la actualización del protocolo sobre la actuación en los supuestos de posible acoso escolar y del protocolo dirigido ante las agresiones al profesorado y al personal no docente, aprobados ambos en diciembre del año pasado. Finalmente, los colegios e institutos de la Comunidad expresan un alto grado de satisfacción con el trabajo desarrollado en esta materia y, como consecuencia de ello, con su situación, según los datos extraídos del informe presentado

El Monasterio Nuestra Señora de Prado de Valladolid, sede de la Consejería de Educación, ha acogido este viernes, bajo la presidencia del consejero de Educación, Fernando Rey, la reunión del Observatorio de la Comunidad de Castilla y León, en la sección de convivencia escolar, tras la que se han presentado importantes novedades que se van a desarrollar en la materia a lo largo de este curso 2018-2019 y los últimos datos, correspondientes al anterior periodo lectivo 2017-2018.

Así, el titular de Educación ha avanzado el refuerzo que suponen, para las actuaciones en supuestos de posible ciberacoso en centros docentes sostenidos con fondos públicos que impartan enseñanzas no universitarias de la Comunidad de Castilla y León, las conclusiones y propuestas derivadas del estudio que, sobre este tema, se ha llevado a cabo el pasado curso escolar 2017-2018.

Este estudio constituye un importante refuerzo en uno de los temas prioritarios de la Consejería de Educación, la tolerancia cero al acoso en todas sus manifestaciones. El contenido del estudio hace referencia al uso seguro de las TIC, la convivencia escolar y los riesgos de internet en alumnos de enseñanzas no universitarias de Castilla y León.

Para su elaboración, se han analizado los hábitos en el uso de TIC y determinado los factores de prevención y riesgo que favorecen la cibervictimización contra menores, conociendo las dinámicas de respuesta de los centros. Para ello, la Consejería de Educación ha contado con la colaboración de la Universidad ‘Miguel Hernández’ de Elche, en Alicante, que realizó las actuaciones, a través del ‘Centro Crimina’, para el estudio y prevención de la delincuencia, cuyo director, Fernando Miró, ya asistió al pleno del pasado curso para exponer a sus miembros los detalles de esta actuación, participando también en el celebrado hoy, exponiendo las principales conclusiones y propuestas.

De esta forma, en el primer trimestre del curso 2017-2018 se iniciaron las actuaciones, mediante una evaluación en la que participó profesorado y alumnado de una muestra representativa de centros docentes de todas las provincias. A partir de los datos obtenidos, se elaboró un primer informe de resultados que fue la base para el diseño de las propuestas de actuación en ciberacoso presentadas hoy, que facilitarán la tarea de los centros docentes para combatirlo.

Finalmente, Rey ha subrayado la importancia que está teniendo la implementación del modelo de prácticas restaurativas en los centros docentes de Castilla y León. Su objetivo es reforzar el marco colectivo, el grupo, y manejar el conflicto y las tensiones reparando el daño y forjando relaciones. Por ello, las prácticas restaurativas son modelo tanto, en el ámbito colectivo, para la mejora de la convivencia, como para llevar a cabo, en el marco de la lucha contra el acoso, actuaciones con todo el alumnado y, específicamente, con el alumnado agresor, mediante programas de mejora de la competencia personal a través de un acuerdo educativo, en el que puede participar la familia del alumno agresor, con el objetivo de modificar su comportamiento para facilitar el respeto a sus compañeros y la adecuada integración en el grupo-clase.

Iniciado ya este modelo el pasado curso, el objetivo del actual es consolidarlo y refrozarlo. La previsión es incrementar el número de centros participantes de Castilla y León a lo largo de este curso para que, cuando finalice este periodo académico sean 27 los centros docentes de la Comunidad que desarrollen prácticas restaurativas. Así, durante el primer trimestre del curso se está llevando a cabo el seguimiento de los proyectos en marcha y la formación de los centros que se incorporan al modelo; en el segundo se comenzarán a implementar los nuevos proyectos y, en el tercero, se evaluarán todos los proyectos y las perspectivas de continuidad y ampliación.

Protocolos contra el acoso en las aulas

Las nuevas propuestas sobre el ciberacoso se suman a la actualización del ‘Protocolo específico de actuación en supuestos de posible acoso en centros docentes, sostenidos con fondos públicos que impartan enseñanzas no universitarias de la Comunidad de Castilla y León’, publicado en diciembre de 2017. El objetivo de este documento es, por una parte, establecer como obligatorios los procedimientos específicos de actuación en situaciones de posible acoso -hasta su publicación únicamente se establecía la obligatoriedad de disponer de procedimientos generales de actuación en caso de conflicto-, y, por otra parte, poner a disposición de los centros, si carecen de uno propio, un procedimiento actualizado que les permita actuar de forma más inmediata, precisa y eficaz en relación con estas situaciones.

El texto recoge tanto aportaciones de los centros docentes y comisiones provinciales de convivencia, como de los miembros del propio Observatorio. Este protocolo simplifica procedimientos anteriores; organiza la intervención, incorporando desde un primer momento las medidas urgentes de protección de la posible víctima de acoso y antepone la seguridad a cualquier otra consideración, incluyendo en las actuaciones figuras o recursos como, por ejemplo, el coordinador de convivencia.

También en la anterior reunión del Observatorio de la Comunidad se presentó el borrador del ‘Protocolo de actuación en agresiones al personal docente y no docente de los centros sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas no universitarias de la Comunidad de Castilla y León’. Este protocolo se publicó en el Bocyl el 14 de diciembre de 2017 y ya está siendo aplicado por los centros educativos de la Comunidad.

Más novedades este curso

Además de la continuidad de actuaciones ya habituales en el Plan de Convivencia Escolar de Castilla y León -asistencia jurídica, sociescuela, cursos de formación del alumnado, reconocimiento de buenas prácticas, entre otros-, así como las relacionadas con el programa PAR, en el marco del Plan Antiacoso y por el buen trato, se desarrollarán novedosas actuaciones.

Junto con la continuidad y refuerzo del modelo de prácticas restaurativas, se pondrá en marcha el Proyecto RECONVER, el Proyecto CONSVIVENCIA y se recuperarán los premios que reconocían las buenas prácticas de los centros educativos de Castilla y León, además del alumnado.

A partir de los datos incorporados por los centros en la aplicación informática para la gestión de la convivencia escolar (CONV), el Proyecto RECONVER incluirá actuaciones dirigidas a superar la reincidencia en los conflictos y la recuperación del alumnado reincidente. En una primera fase del proyecto, se plantea trabajar con centros docentes que tienen 5 o más alumnos reincidentes en algún nivel educativo, lo que supondría aproximadamente 45 centros en la Comunidad.

Por su parte, el Proyecto CONSVIVENCIA persigue reforzar los valores de convivencia desde la perspectiva de la Constitución Española, aprovechando que, en diciembre de 2018, se celebra su 40 aniversario. Se centra en los proyectos de los centros docentes que incorporan como aspectos claves la relación entre convivencia escolar y marco constitucional.

Con respecto a los premios de convivencia escolar, desde el curso 2008-2009 se convocan los Premios a la Convivencia entre el alumnado, consolidados ya en Castilla y León. No obstante, la Consejería de Educación considera oportuno dotarles de una mayor estabilidad normativa, mediante la publicación de la correspondiente norma de creación de la que dependerán, a partir de ahora, las convocatorias de cada curso escolar. Asimismo, en esta norma se analizará la posibilidad de recuperar los premios que reconocían las buenas prácticas de los centros educativos de Castilla y León.

Informe de la Convivencia Escolar en Castilla y León 2017-2018

En general, los colegios e institutos de la Comunidad expresan un alto grado de satisfacción con el trabajo desarrollado en convivencia escolar y, como consecuencia de ello, con su situación, según los datos extraídos del informe del curso 2017-2018. Las actividades de convivencia escolar que realizaron los centros se incrementaron más de un 9,5 % respecto al anterior curso, manteniendo la tendencia ascendente iniciada en 2006-2007.

Por otro lado, la tasa de alumnado implicado en incidencias se mantiene estable con respecto a los datos del curso anterior, aunque aumenta el número total. La desagregación de los datos por sexo permite confirmar la prevalencia de los alumnos con respecto a las alumnas en las incidencias -tres de cada cuatro alumnos con incidencias son hombres-. Asimismo, respecto a las incidencias específicas relacionadas con el sexo o la identidad sexual, el informe señala que se ha incrementado la prevalencia de las mujeres, pasando del 7,8 % del curso anterior al 23,64 % del curso analizado.

En cuanto a los casos de acoso, las actuaciones dirigidas a darle visibilidad, a denunciar los posibles casos y, con ello, poder parar e intervenir tempranamente con víctimas y agresores, objetivos centrales del Programa PAR, se mantiene en términos similares al curso anterior los casos detectados, después del importante incremento del curso 2016-2017. Sin embargo, el número de casos confirmados, 41, ha disminuido (12,77 %) con respecto a ese periodo, de manera que puede considerarse que existe una mayor vigilancia ante los casos posibles y una mayor precisión en los casos confirmados.

Al igual que con las incidencias generales, el acoso tiene un perfil masculino, excepto en el ciberacoso. Si en los casos de posible acoso, de cada 10 alumnos con conductas de acoso, aproximadamente 6 son hombres, en el ciberacoso, esta relación se invierte -65 % son mujeres y 35 % hombres-. Además, es en 1º y 2º cursos de ESO donde se concentran cerca de la mitad (44,40 %) de las situaciones de acoso -incluyendo el posible acoso, el acoso confirmado y el ciberacoso- y 3 de cada 4 casos de ciberacoso, considerado específicamente.

En cuanto a las actuaciones de corrección, los procedimientos de acuerdo reeducativo y de mediación, llevados a cabo por los centros, se han consolidado, lo que indica una cierta estabilidad y equilibrio en su aplicación. Este curso se produce un fuerte incremento (+32,81 %) en el uso de procedimientos de mediación.

Finalmente, el número de casos que, durante el curso 2017-2018, han sido derivados a esta Comunidad desde el teléfono antiacoso puesto en marcha por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) en el marco del Plan estratégico de convivencia, ha sido de 2, frente a 16 en el curso 2016-2017.

Comentarios
Lo más