Apuesta decidida de Ayuntamiento y universidades por la empleabilidad de los alumnos

Susana Pérez, Fernández mañueco, Ricardo Rivero y Carmen Sánchez Bellota
Apuesta decidida de Ayuntamiento y universidades por la empleabilidad de los alumnos

Durante los últimos años han sido varios los acuerdos y convenios firmados entre las dos universidades y el Consistorio en la búsqueda de que los jóvenes se introduzcan en el mercado laboral. El último año, especialmente tras el verano, ha sido especialmente intenso

El verano ha servido en el Ayuntamiento de Salamanca para retomar con fuerza los convenios con la Universidad de Salamanca y Universidad Pontificia en la búsqueda de unificación de esfuerzos para contribuir a facilitar el acceso al mercado laboral de los jóvenes universitarios, principalmente. 

De esta manera, y antes de las Ferias y Fiestas de Salamanca, Ayuntamiento y USAL pusieron en marcha un nuevo programa para retener el talento que favorecerá, además, la incorporación de jóvenes graduados en la USAL a grupos de investigación que desarrollan su actividad en la ciudad. 

Este programa, el tercero puesto en marcha con la USAL que han supuesto cerca de tres millones de euros, financiará 30 becas, divididas en quince para alumnos de máster y otras quince para recién graduados, que durante un periodo máximo de dos años podrán desarrollar sus proyectos para mejorar la calidad de vida de las personas de Salamacna, según explicaron fuentes del Consistorio en la presentación. 

El papel de la Universidad, en este caso, será la de contratar a los candidatos seleccionados y realizar el seguimiento y evaluación anual de cada uno de los proyectos desarrollados en el programa y proporcionar a cada uno de los participantes la infraestructura y recursos mínimos para el desempeño de su trabajo.

Otros 30 contratos en prácticas

Poco más tarde, el concejal de Economía y Empleo, Enrique Sánchez-Guijo, compareció junto con los vicerrectores de de Política Académica y Participación Social de la Universidad de Salamanca, Enrique Cabero, y de Investigación y Títulos de la Universidad Pontificia, Pedro Sangro Colón, para explicar otro programa piloto de empleabilidad.

En este caso, los elegidos recibirán una retribución mínima del Salario Mínimo Interprofesional, fijado en 735,90 euros actualmente, durante seis meses de contrato más un mes adicional de paga extra. En total, 5.151 euros para cada alumno de los 30 que participen, de los que 20 serán de la USAL y 10 de la UPSA. 

La iniciativa completa lo ofertado en el programa Prometeo, que llevó a 40 jóvenes de cursos anteriores a su primer empleo. En este caso, de esta forma, también se incluyen los que hayan finalizado durante el año pasado sus estudios. 

Diez becas para proyectos tecnológicos en la UPSA

El último programa en presentarse hasta la fecha, atendiendo a la relación entre el Ayuntamiento y la Universidad, fue con la UPSA para permitir a sus estudiantes conseguir una de las diez becas ofertadas para diseñar proyectos empresariales de carácter tecnológico. 

Este es el segundo eje del convenio firmado entre las dos instituciones tras un primero dedicado a introducir a los alumnos en el mercado laboral. En esste caso, sin embargo, el programa incide en el emprendimiento de manera que el Ayuntamiento dotará con 1.600 euros a cada una de las 'startups' que creen, que siempre deberán ofrecer un contenido social. 

Esta será, sin embargo, tan solo la primera fase. Posteriormente habrá una segunda que contará con un apoyo económico de 500 euros al mes, hasta un máximo de 3.000, mientras que algunos podrán llegar a una tercera que será pasar a formar parte de la aceleradora Wayra. 

Otros programas

Anteriormente al verano también ha habido otros diversos programas en el que Ayuntamiento y Universidad han estado relacionados. De relevancia es el programa destinado para acoger a cinco importantes investigadores para que desarrollen su actividad en Salamanca durante los próximos tres años, para lo que se ha destinado 2,5 millones de euros. 

Sin embargo, USAL, UPSA y Consistorio también han apretado sus manos en otros convenios y programas de igual importancia, como es el caso del que se realizó durante 2017 entre el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, y el que era rector de la USAL, Daniel Hernández Ruipérez, para permitir la contratación de 70 jóvenes egresados o en su último años de estudios durante cuatro meses de duración, cotizando en la Seguridad Social y con una remuneración cercana a los 700 euros. 

Además, un poco más tarde, ya en 2018, la UPSA también fue protagonista en el Salón de Recepciones del Ayuntamiento con la firma de un acuerdo marco para convocar 50 contratos, de los que, "al menos cuatro" resultarían ser proyectos de emprendimiento en nuevas tecnologías. Finalmente, como se dio a conocer, resultaron ser diez. 

Comentarios
Lo más