​Los médicos y enfermeros de área amenazan con ir a huelga a partir del 21 de diciembre

​Los médicos y enfermeros de área amenazan con ir a huelga a partir del 21 de diciembre

En la asamblea del pasado miércoles acordaron un calendario de movilizaciones que comienza con una concentración el próximo 13 de diciembre frente a la Consejería de Sanidad. Exigen el respeto de sus derechos laborales y que la Junta ponga fin a su discriminación

El colectivo de médicos y enfermeros de área de Castilla y León podría ir a huelga a partir del próximo 21 de diciembre. Así lo decidieron en una asamblea celebrada el pasado miércoles y en la que aprobaron, por amplia mayoría, un calendario de movilizaciones que comenzará con una concentración el próximo jueves, 13 de diciembre, a las 11 horas, frente a la Consejería de Sanidad.

La Agrupación de Profesionales de Área de Castilla y León (AMEACyL) recuerda que ha mantenido contactos con la Consejería de Sanidad desde el pasado verano con el objetivo de buscar soluciones “a las denigrantes condiciones tanto laborales como profesionales del colectivo”.

Así, enumeran falta de reconocimiento profesional, descontrol organizativo o inferiores retribuciones de las que les corresponden, al igual que una conciliación laboral que no tienen. Esas son sus principales reclamaciones ya que, por su falta, se sienten discriminados respecto a sus compañeros de los equipos de Atención Primaria, pese a que comparten con ellos la misma categoría, titulación y desempeño de funciones.

Por ello, desde AMEACyL creen que la pasividad de la Consejería de Sanidad junto a las dificultades para tomar decisiones y cerrar un acuerdo “en términos aceptables” para los profesionales de área “ha supuesto un parón en la negociación”, algo que desde la agrupación califican de “inesperado, torpe e inoportuno”.

La Consejería considera a los profesionales como “personal de segunda categoría”

AMEACyL considera que esta decisión “marca un viraje de la Administración” puesto que desde los encuentros previos mantenidos hasta el pasado mes de noviembre “la asociación albergaba la esperanza de que se creara un clima de entendimiento y sensibilidad hacia la problemática de los profesionales de área”.

Es más, aseguran que esta situación se ha visto reforzada “por la torpeza de la Consejería, que sigue considerando a estos profesionales como personal de segunda categoría”, lo que para AMEACyL es el retorno al inicio del conflicto.

Igualmente, tachan de inoportuno esta decisión “debido al momento de presión laboral propio de estas fechas” que, además, se agudiza “por la deficiente gestión de Sacyl y por el enfrentamiento entre los profesionales”, lo que hacía impensable para la agrupación que la Consejería continuara obviando la situación del colectivo “e insistiera en el abuso sobre él”.

Por todo ello, AMEACyL no visualiza “una salida a la caótica situación de la Sanidad en Castilla y León” y creen que mientras siga existiendo un trato “injusto e indigno” hacia los profesionales que ejercen en ella y más teniendo en cuenta “que la legislación autonómica es ambigua en la regulación de estos profesionales”.

Así pues, consideran fundamental la adaptación de la normativa “considerando la jurisprudencia de los Tribunales Superiores de Justicia de otras comunidades autónomas” y que así garantice “el respeto de los derechos laborales de los médicos y enfermeros de área, tan necesarios pero escasos en la actualidad”.

¿Qué son los profesionales de área?

El personal de área de Sacyl, que cuenta con 442 enfermeros y 588 médicos en Castilla y León, se creó a través del Decreto 93/2006, como solución al envejecimiento de plantilla, el incremento del número de exenciones de guardias y el déficit de personal en las bolsas de empleo.

Las plazas de los profesionales de área constituyen casi la totalidad de las ofertadas en la última oposición de Médicos de Familia de Sacyl, a las que los aspirantes aprobados amenazaron con renunciar debido a las malas condiciones laborales, obligando a la Consejería a su negociación, según recuerdan desde AMEACyL.

Como explica la organización, el personal de área realiza la sustitución de vacaciones, la cobertura de permisos del resto de profesionales o la atención urgente en los centros de salud fuera del horario de consulta; los gerentes con su política de recortes pretenden obligar a este personal a estar disponible por si fuera necesario las 24 horas y los 365 días del año, el llamado modelo del ‘chico para todo’.

La falta de programación, que es previsible en gran parte de los casos, como los descansos de otros profesionales después de realizar sus guardias, hace imposible su conciliación familiar, además de no tener compensación económica por estar disponibles de forma permanente, recuerdan desde la asociación.

AMEACyL también denuncia que son profesionales más baratos debido a que la Consejería no les abona, como al personal de los hospitales, el trabajo nocturno o a turnos, y realiza una proporción de las horas realizadas en días laborables de las realizadas en sábados, domingos y festivos, que lo convierte en un profesional de bajo coste en comparación con los de consulta de los centros de salud, cuyas guardias se consideran horas extraordinarias.

Esta diferencia no es justificable debido a que los profesionales de área tienen la misma formación académica que sus compañeros, tanto médicos como enfermeros, y asumen igual responsabilidad en sus funciones, concluyen desde la agrupación.

Comentarios
Lo más