“Aquella noche se había tomado una botella entera de Ruavieja, un gramo de cocaína y unos porros. Iba como una cabra”

“Aquella noche se había tomado una botella entera de Ruavieja, un gramo de cocaína y unos porros. Iba como una cabra”

En la mañana de este martes, 4 de diciembre, se ha retomado la segunda sesión del juicio contra V.M.G., alias ‘La Rubia’, acusada de liarse a navajazos en las fiestas de Calzada de Valdunciel

El juicio contra V.M.G., alias ‘La Rubia’, se ha retomado en la mañana de este martes, 4 de diciembre, en la Audiencia Provincial.

La mujer se enfrenta a una pena de 24 años por los hechos, ocurridos presuntamente en mayo de 2016 en las fiestas de Valdunciel, en las que habría apuñalado a tres personas, causándoles serias heridas.

En la sesión han comparecido diversos testigos, entre agentes de la Guardia Civil y amigos de las dos partes.  Un varón, expareja de la acusada, ha señalado que aquel día cenó con ella y con otros amigos, momento en el que tomaron mucho alcohol y drogas. “Ella se bebió una botella de Ruavieja entera, un gramo de cocaína y fumó varios porros. Iba como una cabra”, ha contado.

Los agentes han indicado que la mujer, tras ser detenida, se encontraba muy alterada, causando destrozos en los colchones en calabozos y, en el hospital, puso en aprietos a los médicos, por lo que tuvo que ser reducida y engrilletada. Además, llegó a amenazar a los guardias civiles que la custodiaban con ocasionarles problemas, porque “decía que se iba a quitar la vida”. Otros agentes también han testificado que la acusada llegó a decir que “ojalá que se murieran los agredidos”.

Los diversos especialistas y forenses que han comparecido como peritos han indicado que la mujer arrosó una tasa de 1.31 de alcohol en sangre, que arrojaba a su vez efectos de haber consumido cocaína y cannabis, así como haber ingerido un fármaco antidepreviso denominado Venlafaxina, que puede potenciar los efectos tóxicos de las drogas en el sistema nervioso central.

Además, uno de los forenses ha indicado que, horas después de ocurrir los hechos y cuando se entrevistó con la acusada, ella le dijo que había sufrido una agresión sexual que había motivado los hechos. "Afirmó que se le habían echado encima varios hombres y que había comenzado a dar cuchilladas al aire a todo lo que pillaba".

Intervención de ambulancia

En el alegato final de la principal acusada, una vez que estaba finalizando el juicio, requirió la asistencia de los servicios sanitarios ante un amago de desmayo. 

Mientras comentaba lo que ya reiteró en el primer día de juicio, que no recordaba nada y pedía perdón a las víctimas, comenzó a hiperventilar y a encontrarse mal, lo que provocó que una ambulancia del Sacyl tuviera que acudir al Palacio de Justicia para tratarla, según han indicado fuentes judiciales cercanas al caso. 

Las penas solicitadas

En sus conclusiones, el representante del Ministerio Fiscal ha mantenido su petición inicial de condena, modificando una de las indemnizaciones para una de las víctimas. Así, solicita para V.M.G. que sea condenada como autora de tres delitos de homicidio en grado de tentativa, con ocho años de prisión por cada uno de ellos (24 años en total); además de seis meses de cárcel adicionales por un delito de resistencia y 360 euros de multa por un delito leve de daños causado en calabozos. En el apartado de indemnizaciones, de ser hallada culpable 'La Rubia' tendrá que hacer frente a una cantidad sensiblemente mayor de los 20.000 euros.

Por su parte, el representante de la acusación particular eleva las penas solicitadas por los tres delitos de homicidio en grado de tentativa hasta los 10 años de prisión por cada uno.

El fiscal, en cuanto a las penas solicitadas para los dos amigos de V.M.G., que son O.Z.C. y B.B.S., pide 1.080 euros de multa para el primero y 360 euros para la segunda.

Comentarios
Lo más