El teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo estudia "actuaciones judiciales" para la defensa de su honor tras la polémica del crematorio

Domingo Benito, portavoz de Izquierda Unida.
El teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo estudia "actuaciones judiciales" para la defensa de su honor tras la polémica del crematorio

Tras la publicación del contenido de las alegaciones presentadas a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de la localidad, en las que se vierten gravísimas acusaciones hacia los representantes de Izquierda Unida-En Común 

El primer teniente de alcalde de Ciudad Rodrigo, Domingo Benito Lucas, estudia "posibles actuaciones judiciales" para la defensa de su honor, tras "reiterar la falsedad absoluta de las manifestaciones" en el escrito de "alegaciones presentado en el Consistorio" a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de la localidad en las que, según el concejal, "se vierten gravísimas acusaciones hacia los representantes de Izquierda Unida-En Común". 

"Es rotundamente falso que yo, ni nadie del grupo municipal de IU: En Común, haya mantenido reunión alguna, ni con el Partido Popular, ni con responsables de la empresa, juntos o por separado, al objeto de analizar las posibles iniciativas en relación a la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Ciudad Rodrigo", asegura, antes de señalar "la postura de la organización política Izquierda Unida, y la mía en particular, en esta materia es clara y viene siendo constante desde el inicio del conflicto, en el año 2013, habiendo mantenido siempre una posición contundente al respecto de que no deben situarse crematorios en terrenos de carácter residencial. Nuestro grupo municipal presentó alegaciones al proceso, participó en las manifestaciones y realizó numerosos pronunciamientos públicos al respecto, que son de sobra conocidos".

De esta forma, Domingo Benito avisa: "Me reservo el derecho a ejercitar cuantas acciones judiciales sean necesarias al objeto de preservar mi honor ante semejantes acusaciones". 

Además explica que en la reunión celebrada con presencia del alcalde, Juan Tomás Muñoz, el delegado de Urbanismo, técnicos municipales y varios asesores jurídicos y urbanísticos, "el empresario y sus asesores trasladaron al concejal de urbanismo una propuesta de modificación del Plan General de Ordenación Urbana cuya filosofía e ideas generales coinciden con la que finalmente se presentó a aprobación inicial" y a la que, aclara, votó en contra y presentó voto particular. 

"Igualmente, a través de los asesores se trasladó al Ayuntamiento la necesidad de realizar ya una aprobación inicial de una modificación del Plan General para que se le pueda decir al juez que hay algo y se suspenda la ejecución, comprometiéndose el concejal de Urbanismo a trabajar en esto", señala, antes de añadir: "Quiero manifestar igualmente que por parte del abogado del empresario se me preguntó al respecto de la posición de mi grupo municipal, a lo que señalé que mi postura era de partida contraria al procedimiento". Y añade: "La reunión finalizó entregando el asesor al anterior arquitecto municipal un documento en el que, según se indicó, faltaba por delimitar el alcance y poniéndose a su disposición para lo que necesites".  

Comentarios